Cinco alimentos que pueden afectar tu cabellera

Cuando hablamos del cuidado de la piel, quienes cuentan con una piel “de porcelana”, aseguran que su secreto está en nunca irse a la cama con maquillaje, tomar mucha agua y llevar una dieta balanceada. Te aseguro que quien tiene una piel bien cuidada, por lo general también cuenta con una cabellera saludable (a menos que la maltrate con procedimientos químicos y exceso de calor con el secador de mano, la plancha y las tenazas). Y es que somos por fuera lo que llevamos a nuestro cuerpo a través de la alimentación


Por eso, si notas que tu cabello está reseco, débil, quebradizo, y estás mudando más cantidad de pelo que de costumbre, antes de cambiar otra vez de champú y acondicionador, te exhorto a pensar en lo que estás comiendo. Puede ser que comas saludable durante tus tres comidas, pero termines tu día saboreando un tazón de helado mientras ves la novela, o te encantan los vegetales pero le añades demasiada sal… Conoce a continuación los cinco productos que pueden estar afectando tu melena y por supuesto, tu salud.


1. Azúcar
Aunque es un excelente exfoliante para la piel si la mezclas con
miel y hojuelas de avena, el alto consumo de azúcar puede causar envejecimiento prematuro; y ni hablar de los daños que provoca a la salud en general. Pero eso no es todo, según investigaciones médicas la ingesta de azúcar puede afectar la apariencia del cabello. Entre los daños más comunes, puede causar la aparición de canas a temprana edad o multiplicarlas si ya posees algunas por causa de estrés o simple genética. Además puede robarle la elasticidad a tus hebras ya que interfiere con que las proteínas lleguen a los huesos, los dientes y el cabello absorban las proteínas que necesitan.
Y como si no fueran suficientes daños, el exceso de azúcar minimiza la vitamina E en la sangre, una de las vitaminas más importantes para que el pelo pueda crecer saludablemente. Otra vitamina necesaria lo es la B, pero ésta no llega al pelo si el cuerpo la tiene que utilizar en exceso para digerir la azúcar. Mientras más golosinas consumas menos Vitamina B llegará a los folículos en tu cuero cabelludo.
La próxima vez que vayas a saborear un cupcake o cualquier postre“bañado” en azúcar, recuerda todos los daños que puede provocar un dulce atracón. Por otra parte, los endulzantes artificiales son fatales. Investigaciones han comprobado que estos pueden producir alergias, migraña y caída del cabello.


2. Sal
Cuando abusas del consumo de sal, no sólo te expones a enfermedades, sino a que mudes tu pelo más de lo normal. Se supone que perdamos entre 50-100 hebras por día. Para ir a la segura y no consumir más sal de la que tu cuerpo necesita, limita el consumo a un máximo de media cucharadita por día.

3. Sodas y refrescos
No importan si son regulares o de dieta, las sodas deshidratan el cuerpo y por consiguiente resecan el cabello. Además de eso, su alto contenido de azúcar o endulzante artificial provoca caída del cabello. En otras palabras, si te excedes tomando sodas, tu melena lucirá reseca opaca y débil.

4. Productos altos en grasa
Si notas que tienes el cabello grasoso unos días más que otros ponle mucha atención a lo que estás comiendo. Puede ser que el alto consumo de quesos, embutidos, mantequilla, comidas fritas y otros alimentos con alto contenido de grasa se esté reflejando en tu pelo y seguramente, también en la balanza.

5. Proteína animal
Es delicioso saborear un pedazo de carne a la parilla de vez en cuando, pero si comes proteína animal en exceso, tu cuerpo no podrá digerir correctamente el ácido úrico que se acumula en la sangre. Y la consecuencia de esto en el cabello es que mudarás el pelo constantemente.





Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales