10 claves para adelgazar comiendo mejor


Contar calorías para adelgazar es un sistema engañoso, ya que no tiene encuenta todos los factores que influyen en la pérdida de peso, la salud y el equilibrio de una persona. Es muy diferente ingerir 100 calorías de manzana que 100 calorías de helado, ya que la manzana también tiene fibra, por ejemplo, que nos ayuda a eliminar la grasa.

Explicamos las claves reales para perder peso de manera saludable, sin grandes sacrificios y teniendo siempre en cuenta nuestra salud.

Masticar bien los alimentos

La digestión  empieza en la boca, ya que la saliva contiene enzimas que inician el proceso digestivo. Cuanto más mastiquemos los alimentos, mejor los asimilaremos y, además, comeremos menos cantidad. Está demostrado que el hambre dura entre 15 y 20 minutos. Si hemos comido sin prisa, pasado ese tiempo no tendremos necesidad de seguir comiendo.

No llenarnos demasiado

Tenemos que educar a nuestro estómago  , ya que éste se adaptará a las cantidades que le demos habitualmente. Además, deberemos evitar pasar de ese momento en el que comemos por comer. No es muy difícil acostumbrarnos a no llenarnos del todo, si no a quedarnos con un poquito hambre. Un truco para cuando nos cueste consiste en tomar una infusión digestiva después la comida.

No mezclar demasiados alimentos

Combinar muchos alimentos diferentes en una misma comida, como sucede generalmente en banquetes y celebraciones, es una de las cosas que más causan sobrepeso y además afectan a nuestra salud. Aunque siempre habrá excepciones, intentaremos siempre que sea posible que una comida incluya algo vegetal, algo de hidratos de carbono y algo de proteína.

Elegir los alimentos integrales

No nos cuesta nada optar siempre por lo integral. El paladar también se educa, y es posible que a la larga incluso disfrutemos más del sabor de los alimentos completos, que no sólo son ricos en fibra y son más saciantes , sino que también contienen más vitaminas y minerales.

No tomar postres en la comida

Los postres dentro de la comida dificultan la digestión y engordan mucho más que si los tomamos, por ejemplo, a media mañana o a media tarde. Tampoco la fruta es conveniente, por su contenido en azúcar, a excepción de la manzana y la pera, que son dos frutas que sí que podemos combinar en una comida.


Cuidado con las cenas

Dice el refrán que debemos desayunar como reyes, comer como príncipes y cenar como pobres. Y así debe ser, ya que el ritmo que llevamos marca el gasto energético que necesitamos en cada momento, y todo aquello que comamos por la noche generalmente ya no lo gastamos, por lo que conviene cenar ligero y temprano, a ser posible antes de las 8 de la tarde. Además, en las horas de la madrugada es cuando según la Medicina Tradicional China trabajan el hígado y la vesícula, por lo que no debemos estar digiriendo una comida para que puedan regenerarse correctamente.

¿Qué comemos entre horas?


Muchas personas tienen hambre a menudo, ya que seguramente su metabolismo es rápido. ¿Qué pueden comer? Fruta, frutos y frutas secas, tortitas de arroz o de maiz, batidos naturales, gelatinas elaboradas con  agar agar, bebidas vegetales, etc.

Ten siempre algo preparado

Proponemos tener siempre algo preparado en la nevera o bien llevar algo en el bolso para no tentarnos con otro tipo de alimentos menos adecuados. Seguro que hay alimentos que nos encantan y son muy saludables y ligeros, como determinadas frutas. Intentaremos pues tenerlos siempre a mano. Incluso podemos prepararnos ensaladas de frutas o barritas de frutos secos nosotras mismas.

Beber mucha agua

El agua limpia nuestro organismo y llena nuestro estómago cuando tenemos ganas de picar algo pero en realidad no tenemos hambre. Muchas veces tenemos sed y nuestro cuerpo confunde la señal. Por eso proponemos beber un vaso de agua siempre que queramos picar algo. Si después seguimos teniendo hambre, podemos optar por algo saludable como hemos comentado en el punto anterior.

Comer en casa

Siempre que comamos en casa sabremos lo que comemos, pero si vamos a comer fuera o bien compramos comida precocinada posiblemente estaremos consumiendo alimentos poco saludables y con grasas de mala calidad. Podemos preparar cantidades para varios días y dejarlas en la nevera o congelador, para llevárnoslas cuando tengamos que comer fuera.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales