Dale un extra de hidratación a tu rostro con una mascarilla de yogur y miel

Dale un extra de hidratación a tu rostro con una mascarilla de yogur y miel

Falta de hidratación? Te proponemos una mascarilla que devolverá a tu rostro toda la nutrición que necesita.



Mascarilla de yogur y miel, una mascarilla casera de ingredientes naturales con la que podrás disfrutar de un rostro más saludable y sobre todo hidratado.
Como sabes, a veces es bueno optar por productos naturales para devolver la vitalidad que necesita. No siempre es necesario gastarse demasiado dinero en productos que en ocasiones no llegan a funcionar o con los que no obtenemos el resultado que esperábamos. 

Si en tu caso tu problema es la falta de hidratación, te damos la receta de una mascarilla casera de ingredientes naturales con la que podrás disfrutar de un rostro más saludable y sobre todo hidratado.

Te recomendamos las siguientes mascarillas:
Hidratación, suavidad y equilibrio

Necesitaremos un yogur natural sin azúcar, miel y un limón. Si no tienes miel en casa puedes utilizar aceite de oliva. 

Antes de ponerte manos a la obra, es importante que tengas el rostro bien limpio y libre de impurezas para que la mascarilla penetre y actúe mejor. 


Si lo necesitas puedes realizarte una suave exfoliación facial antes de comenzar. Cuando termines aplica un tónico para que los poros queden bien cerrados. Una vez tengamos el rostro completamente limpio podremos empezar a elaborar nuestra mascarilla.

Elabora tu propia mascarilla con yogur

En un recipiente, introduce dos cucharadas de yogur. A continuación añade una cucharada de miel o aceite de oliva si no tienes a mano la miel. Para terminar, añade unas gotas de limón y mézclalo todo adecuadamente.

Con cuidado, aplica sobre el rostro la cantidad que veas necesaria y déjalo actuar durante diez minutos aproximadamente. Transcurrido este tiempo retira el preparado con agua.

Para finalizar sólo tienes que ponerte tu crema hidratante habitual y podrás disfurtar de un rostro limpio gracias a la acción del yogur, hidratado gracias a la miel o el aceite de oliva y más equilibrado con ayuda de las gotitas de limón.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario