¿Por qué engorda la cena?

“Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”; como un mendigo… ¿por qué?


La cena engorda, es lo que oímos siempre, pero ¿qué hay de cierto en esta afirmación?, ¿qué pasa en nuestro cuerpo a partir de las 21 h? Pasar no pasa nada, no es porque nuestro metabolismo vaya más lento, es cuestión de lo que hagamos después de cenar, que por lo general es sentarnos a ver la tele o irnos a dormir.
Salud y cuidado personal,
De este modo, no quemamos nada y, claro, las calorías de más se quedan con nosotros.

Así que se trata de una cuestión de hábitos, porque, si salimos a cenar y luego vamos a algún sitio a bailar, no sólo no nos estará engordando lo que has comido, sino que ¡lo necesitas!

Otros de los factores que hacen que nos engorde la cena es el cansancio y la ansiedad: tendemos a comer lo primero que pillamos, que suele ser, por lo general, alimentos altos en grasas y azúcares.

Por eso, cena pronto, cuando todavía tengas fuerzas y cosas que hacer a continuación, así cogerás el desayuno con más ganas (habrán pasado más horas), lo que hará que se regule tu hambre para el resto del día.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales