10 alimentos depurativos


Un alimento depurativo es aquel que ayuda a limpiar y desintoxicar el organismo. 
Gracias a esto, el cuerpo consigue eliminar toxinas perjudiciales y hace desaparecer el exceso de peso, que en muchos casos constituye un auténtico desafío para la persona que lo sufre. 
Si se opta por una dieta con una alta presencia de este tipo de alimentos, sustancias como los azúcares, las grasas, la cafeína y el alcohol, abandonarán el cuerpo, y se ganará en salud y bienestar. 
Alimentarse de sustancias depurativas es una elección inteligente y razonable para ganar calidad de vida y salud.
  • Manzana
Se trata de una de las frutas más depurativas para el organismo. Gracias a su fibra con acción absorbente, el cuerpo consigue eliminar más fácilmente multitud de toxinas nocivas. Su temporada es el otoño, y existen multitud de variedades para contentar a los diferentes paladares. La manzana puede ser un complemento ideal para un buen desayuno, el postre perfecto para una comida o el último alimento para comer antes de dormir. También se puede optar por tomarla en un zumo, y es preferible que se consuma con piel, ya que ésta guarda muchas propiedades y vitaminas beneficiosas.
  • Limón
Es rico en vitamina C y ácido cítrico. El consumo del limón tiene beneficios antisépticos, antirreumáticos, diuréticos y depurativos. Su presencia en cualquier receta aporta una suave sensación de frescura, lo que facilita su inclusión en platos veraniegos o primaverales. Es ideal tomarlo en limonadas o como aliño de ensaladas, y se puede conseguir en cualquier época del año. El limón es originario del continente asiático, y su entrada a España fue de la mano de la conquista árabe de la Península Ibérica. Unas gotas de limón también pueden ayudar a potabilizar agua.

  • Alcachofa
Un alimento con alto contenido en fibras. Su consumo aporta beneficios diuréticos, favoreciendo las funciones del hígado y la vesícula. El bajo contenido en grasa de este alimento suele facilitar su inclusión en muchas dietas. Es un buen acompañante de ensaladas, arroces y pastas. También es común comerla sola, ya sea asada o confitada. Su mejor época suele situarse entre el mes de octubre y el de diciembre. No se trata de un producto que cuente con muchos adeptos, pero su alto contenido de propiedades beneficiosas le hacen muy atractivo para mantener una alimentación sana.

  • Espárrago
Posee una gran riqueza en minerales que le erigen como uno de los mejores limpiadores del organismo. Su consumo reporta grandes beneficios sobre la actividad del hígado y los riñones. Las variedades más comunes son las blancas y las verdes. La mejor época para degustar buenos espárragos es la que transcurre entre los meses de abril y mayo aunque, gracias a la acción de los invernaderos, se pueden encontrar todo el año en el mercado. Suelen formar parte de ensaladas, arroces y pizzas, si bien es cierto que también pueden consumirse solos, cocidos previamente y con un ligero aliño.

  • Uva
Fruta de alto contenido en potasio y fibra, que ayuda en la depuración de la sangre. Además, contribuye a regular el colesterol y posee una acción diurética y laxante. La recolección de la uva se lleva a cabo desde mediados del mes de septiembre hasta finales de noviembre. Por tanto, su época de consumo se sitúa en el otoño. La variedad más consumida es la de moscatel, por su delicado aroma y su sabor dulce, aunque existen muchas más. Comer uva ayuda a prevenir diversos trastornos cardiovasculares y muchas enfermedades degenerativas. Por otra parte, su consumo es idóneo para cualquier franja de edad.

  • Cebolla
Uno de los alimentos más recurrentes en la cocina. Su facilidad para ser combinada en otras recetas le convierte en uno de los productos depurativos estrella. Su principal beneficio es su acción diurética, la cual facilita a que con su consumo se eliminen líquidos que el organismo retiene. La cebolla suele encontrarse en cualquier sofrito, caldo o ensalada, aunque tampoco se debe descartar tomarla sola, ya sea asada o confitada como otras verduras y hortalizas. No existen problemas para encontrar cebollas en el mercado durante todo el año y existen otras variedades como la morada. En cualquier dieta la cebolla debe estar siempre presente.

  • Piña
La piña tiene fibra para dar y tomar. Además, posee un alto contenido en bromelina, que ayuda a hacer mejor las digestiones. Lo más importante para conservar sus nutrientes y propiedades es tomarla al natural. Así que mejor evitarla en almíbar, preparado muy común con esta fruta. Contiene muy pocas calorías, ya que el 85% de su peso es agua. Aunque su mejor época es el otoño, lo cierto es que la variedad de lugares donde se cultiva provoca que se pueda disfrutar de ella todo el año en el mercado. Se suele tomar sola o en zumos, que suelen ser muy refrescantes y sabrosos.

  • Fresa
Es una de las frutas más apreciadas por el consumidor, ya que tiene un sabor encantador y combina perfectamente en la mayoría de postres. La fresa es antioxidante y diurética, por lo que encarna una perfecta opción para depurar el organismo y también facilita la eliminación de ácido úrico y purifica el hígado. No obstante, la fresa también puede estar presente en cualquier dieta, ya que sólo contiene 3 kcal por cada 100 gramos. Dependiendo de la variedad, su época suele situarse entre finales de invierno y principios de verano, por lo que la primavera suele ser la estación más prolífica para ella.

  • Ajo

Alimento que ayuda a estimular el hígado en la producción de enzimas desintoxicantes que filtran los residuos tóxicos en el sistema digestivo. Es un producto muy común en muchas recetas y un gran eliminador de sustancias nocivas que se erige como estimulante, diurético y expectorante. El ajo contribuye a eliminar los viejos residuos que van quedando en el cuerpo. Junto a la cebolla, suele ser uno de los ejes de muchos sofritos y de multitud de salsas. En el mercado se puede encontrar todo el año sin ningún tipo de problema.

  • Brócoli
Contiene una de las concentraciones más elevadas de antioxidantes. Sus brotes ayudan a estimular las enzimas de desintoxicación en la digestión. Su consumo es poco común por la reticencia de muchos a este tipo de alimentos, pero lo cierto es que su sabor es rico y puede ser el acompañante ideal de la mayoría de carnes y pescados. Además de todo esto, el brócoli posee una gran fuente de vitaminas beneficiosas para el organismo. Su temporada es la del otoño e invierno y su alto contenido vitamínico puede ayudar a prevenir muchos resfriados y gripes provocados por las bajas temperaturas.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales