Chia y limón - Baja esos kilos de más con esta dieta natural

Chia y limón: Remojar media taza de chia en agua por 15 minutos, luego escurrir el agua, después agregarle en dos litros de limonada (4 limones), tomar como agua de tiempo. 

chia, Dietas y nutrición, limón, receta para adelgazar, receta para bajar peso, remedios caseros para adelgazar, Tomar en ayunas y como entrecomidas (10 am, 4pm y antes de dormir), aplicar por una semana, luego descansar la siguiente y así sucesivamente. Es recomendable comer la chia remojada, ya que seca no es conveniente, porque se hidrata en el estomago y puede causar deshidratación.



¡La Chía tiene siete veces más Omega 3 que la carne de salmón! Lo que la convierte en la mayor fuente vegetal de ácidos grasos Omega 3, una bendición para todo el mundo, pero especialmente para las personas mayores, pues reduce los niveles de triglicéridos y colesterol, previene la formación de coágulos en las arterias, fluidifica la sangre y protege al cuerpo de ataques cardíacos, apoplejías, derrames cerebrales, etc., previene enfermedades cardiovasculares, protege contra el cáncer, especialmente de colon, próstata y mamas, y favorece la protección contra enfermedades como la artritis.


Esta maravilla de la naturaleza se puede consumir pura, molida o remojada. De ésta última manera la  consumen en México, país del que la Chía sería oriundo, preparando una bebida refrescante luego de que la semilla remojada suelta un poco una sustancia un tanto gelatinosa, y mezclada con agua helada y jugo de limón. También se puede consumir entera, tostada o sin tostar. No tiene contraindicaciones.

¿Beneficios de la chia?

  • Lucha contra el sobrepeso por ser muy alto su contenido de fibra: nos ayuda a sentirnos llenos. 
  • Contiene antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y fibra.
  • Su nivel de Omega 3 lo hace un antiinflamatorio eficaz para evitar enfermedades como la artritis. 
  • No contiene gluten
  • consumir solas o incorporadas a otros alimentos.
  • Proporciona energía, aumenta fuerza y resistencia: por sus altos contenidos de proteínas y la combinación de vitaminas y minerales
  • Controla los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Favorece la regularidad intestinal: la fibra soluble y el revestimiento de gel de la semilla mantiene el colon hidratado y asegura el movimiento fácil de los alimentos
  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar (una bendición para quienes padecen diabetes).
  • Pueden consumirla personas de todas las edades.
Como las semillas casi no tienen sabor alguno, pueden incorporarse a cualquier alimento frío (mejor no las cocine), especialmente batidos, frutas, postres, ensaladas, yogurt. Yo consumo una cucharadita diaria en mi batido de cereales matutino, no se altera su sabor y me protejo de un montón de males.
Ya lo saben: ¡consuma Chía y tenga salud y nutrición a su alcance!

El uso de estos productos naturales o plantas medicinales están respaldadas por la tradición milenaria de nuestros pueblos. En general no causan efectos secundarios si se usa correctamente. Esta información no es una prescripción médica, tampoco exonera o sustituye la consulta a un médico naturista. Se recomienda consultar con su médico antes de usar esta información.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales