Cómo utlizar la cebolla para tratar las cicatrices

La cebolla es un gran alimento utilizado en todo el mundo particularmente para condimentar desde los platos más sencillos, hasta los más complicados. Asimismo la cebolla posee muchas propiedades benéficas para la salud, y particularmente puede aportar una gran ayuda a los problemas relacionados con la piel.
Remedios y tratamientos, receta con remedios naturales,  cebolla , cicatrices
En esta oportunidad veremos cómo la cebolla puede ser un remedio muy efectivo para combatir algunas cicatrices, que bien pueden ser quirúrgicas o simplemente las típicas (pero molestas) estrías.

La cebolla para mejorar la apariencia de la piel

La cebolla actúa eficazmente sobre las cicatrices ayudando a regenerar la piel dañada. Para su uso, primero se tiene que sacar el extracto de la cebolla y aplicarlo sobre las partes afectadas. Este extracto ayuda a mejorar la producción de colágeno en los lugares en los que se aplica, mejorando notablemente la apariencia de las cicatrices.

La efectividad del extracto de cebolla

El extracto de la cebolla es bastante efectivo en aquellas cicatrices hipertróficas y queloides (cicatrices que resultan luego de una cirugía o una herida y su crecimiento es excesivo, volviéndose muy gruesas y con un tejido fibroso). Cuando se inicia el tratamiento con el extracto de la cebolla se pueden ver los resultados aproximadamente a las seis u ocho semanas.

¿Cómo se prepara el extracto de cebolla?



Para preparar correctamente el extracto de la cebolla se va a necesitar:





  • una tabla de picar
  • un cuchillo
  • jabón para platos
  • agua
  • hielo
  • termómetro
  • filtros para el café
  • agua destilada
  • sal
  • dos recipientes medianos.
Procedimiento
Lo primero que se debe hacer es mezclar tres gramos de sal con diez gramos de jabón, luego se corta la cebolla en pedazos muy pequeños tratando que todos tengan el mismo tamaño y se ponen en uno de los recipientes. Luego de esto se le agrega la mezcla de sal y jabón revolviéndola muy bien.

Posteriormente se coloca a baño María por unos quince minutos aproximadamente, de inmediato se pasa a un baño María inverso, es decir, de agua helada durante cinco minutos, sin dejar de mezclar.

El paso que sigue será pasar por la licuadora durante cinco segundos y enseguida se debe colar utilizando el filtro para café (usar el segundo recipiente que teníamos reservado). El liquido que resulta después de colar el batido es el extracto de cebolla.

Para poder tener los mejores resultados, el extracto de cebolla deberá ser aplicado sobre las partes afectadas una vez al día, ya sea puro o mezclado con la crema hidratante o la limpiadora que se usa regularmente.

Al utilizar este producto se debe tener mucho cuidado, ya que si se tiene una piel muy sensible se corre el riesgo de que esta se irrite y se presente una dermatitis de contacto, por esta razón se debe estar muy atento a las reacciones de la piel y si se llega a notar enrojecimiento o algo parecido se debe suspender el tratamiento de inmediato. En caso de ser necesario se debe asistir al dermatólogo lo antes posible.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales