Limpia las impurezas de tu piel en un mes

Belleza,  cuidados del rostro,  cuidados de la piel , limpieza impurezas de la piel Para limpiar nuestra piel de impurezas y que luzca homogénea y luminosa debemos hacer una limpieza completa por fuera pero también desde dentro, desintoxicando los órganos que suelen eliminar las toxinas a través de la piel.

En este artículo te explicamos cómo puedes hacer un plan de limpieza profunda de la piel con tratamientos y remedios naturales, ideal para pieles con exceso de grasa o mixtas, con puntos negros, acné, forúnculos, etc.

Limpiar los intestinos

Los intestinos son un órgano íntimamente relacionado con nuestra piel, por lo que el primer paso consistirá en limpiarlos a fondo y asegurarnos que funcionen correctamente. El problema más habitual en este sentido es el estreñimiento, que ocasiona una acumulación de sustancias tóxicas que al no ser eliminadas naturalmente terminan pasando al riego sanguíneo, y de ahí el cuerpo hace todo lo posible por eliminarlas a través de la piel, en forma de impurezas, sudor, etc.

Hay varios métodos naturales para limpiar nuestro intestino y evitar el estreñimiento:
  • Comer diariamente fruta madura y verdura fresca, especialmente frutas como las ciruelas, los higos o las manzanas y vegetales de hoja verde como las espinacas o las acelgas.
  • Añadir semillas de lino a nuestros platos
  • Consumir siempre los cereales integrales: pan, pasta, arroz, trigo, etc.
  • Tomar suplementos de cloruro de magnesio
  • Beber dos vasos de agua caliente en ayunas
  • Beber mucho agua a lo largo del día
  • Realizar enemas de agua si fuera necesario, mucho más naturales que los enemas químicos de farmacia
Durante el mes de limpieza deberemos seguir estos consejos hasta que notemos que nuestros intestinos funcionen correctamente.

Tomar infusiones medicinales

Hay algunas plantas medicinales que nos ayudarán a limpiar la piel desde dentro. Es posible que los primeros días podamos notar más impurezas, pero es un paso habitual siempre que se realiza una limpieza interna, y en breve notaremos como desaparecen y nuestra piel está más limpia.
  • Ortiga verde: esta planta salvaje tiene la propiedad de limpiar y embellecer la piel, además de depurar nuestro organismo.
  • Bardana: la decocción de esta raíz es muy útil en caso de impurezas importantes como el acné o los forúnculos. También es muy beneficiosa para el riñón.
  • Té verde: el té verde es depurativo y muy rico en antioxidantes, por lo que también tiene propiedades rejuvenecedoras
  • Diente de león: este gran depurativo funciona a nivel completo, limpiado hígado, riñones y piel.
Durante el mes de limpieza podemos alternar o combinar estas infusiones, pero deberemos tomar tres tacitas diarias.

La limpieza diaria de la piel

Una vez hemos planificado la limpieza interna, será fundamental aprender a cuidar nuestra piel externamente. Para ello recomendamos seguir diariamente estos pasos:
  • Por la mañana lavaremos nuestro rostro con agua fría
  • Aplicaremos un tónico natural, que puede ser agua de rosas, agua de hammamelis o manzanilla
  • Una vez se seque hidrataremos la piel según el tipo. Si no tenemos una crema hidratante adecuada podemos usar un aceite vegetal:aceite de jojoba (para pieles grasas), aceite de coco (para pieles mixtas) o aceite de argán o almendra (para pieles secas).
  • Masajearemos suavemente el rostro para que absorva bien los aceites y así también potenciar la regeneración natural de la piel.
  • Por la noche repetiremos exactamente los mismos pasos antes de acostarnos. Si nos hemos maquillado no olvidaremos eliminar primeramente el maquillaje, usando siempre productos naturales.
Exfoliación y nutrición una vez a la semana

Durante el mes de limpieza deberemos realizar una vez a la semana los siguientes tratamientos: una exfoliación de la piel y la aplicación de una mascarilla nutritiva y limpiadora.

La exfoliación o peeling es fundamental para ayudarnos a eliminar las impurezas, y uno de los métodos más sencillos consiste en usar sal o azúcar mezclados con aloe vera (o aceite si tenemos la piel muy seca), con los cuales masajearemos suavemente la piel. Después aclararemos la piel con agua tibia y procederemos a aplicar una mascarilla purificante e hidratante, que prepararemos con arcilla verde mezclada con yogur natural. La aplicaremos y la dejaremos actuar durante media hora aproximadamente, hasta que veamos que se seca la arcilla.

A continuación la quitaremos con agua tibia y aplicaremos nuestra crema hidratante habitual.

Estos tratamientos los podemos seguir realizando después del plan mensual de limpieza, pero recomendamos realizarlos cada 10 o 15 días.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales