Remedios sencillos y naturales para cuidar nuestro hígado


El hígado es el órgano más grande y uno de los más importantes que tenemos. Entre sus funciones destaca la de transformar los alimentos en energía, eliminar las toxinas y ayudar al proceso de digestión.

Salud y bienestar , vida sana, remedios naturales  cuidar higadoEl hígado es uno de los órganos que más se ven afectados por la mala alimentación, las emociones negativas y los malos hábitos. Repasamos algunos remedios sencillos, naturales y económicos para mantenerlo saludable.

La salud del hígado se refleja en el pelo y en la vista, y si está inflamado puede repercutir en dolor bajo las costillas del lado derecho y también en la zona correspondiente de la espalda, inflamación en el trapecio derecho, patas de gallo, color amarillento de la piel y la esclerótica del ojo, problemas de salud como el colesterol, los problemas menstruales, etc.

Alimentación y nutrición

Los alimentos nutren o envenenan a nuestro hígado, y por ello esta será la primera medida para mantenerlo saludable. Optaremos por una alimentación ecológica, libre de aditivos (colorantes, saborizantes, etc.) lo más natural posible. Además, recomendamos evitar:
  • Alcohol
  • Fritos
  • Carne roja
  • Precocinados
  • Lácteos
  • Azúcar blanco
  • Endulzantes artificiales
Hay que tener en cuenta que los medicamentos también pueden afectar a nuestro hígado. Conviene leer siempre detenidamente los efectos secundarios del prospecto.

En cambio nos serán muy beneficiosos los siguientes alimentos:
  • Zumo de manzana y zanahoria
  • Pomelo
  • Alcachofa
  • Rábano
  • Achicoria
  • Verduras de hoja verde
  • Alfalfa germinada
  • Uvas
  • Fresas
  • Brócoli
  • Col
  • Coles de Bruselas


Además de consumir estos alimentos diariamente es muy importante que sepamos que el hígado se regenera durante la madrugada, y que por lo tanto es mejor cenar poca cantidad o bien hacerlo temprano, para que por la noche no tenga que estar digiriendo todavía la cena.

Como suplementos nutritivos nos serán muy beneficiosas las vitaminas del grupo B.

Estas vitaminas bajan las transaminasas y tonifican el hígado. Podemos consumir alimentos que las contengan, como por ejemplo la levadura de cerveza, o bien tomar algún suplemento natural.

Emociones contenidas

Al hígado no sólo le afecta la alimentación. Según la Medicina Tradicional China, la ira y los nervios contenidos lo dañan directamente. Para evitarlo deberemos aprender a gestionar nuestras emociones y realizar actividades que nos ayuden a canalizar la rabia, como por ejemplo deportivas o artísticas.

Además, hay un remedio homeopático que nos puede ayudar para cuando hay rabia y enfado contenidos: Chamomilla 15CH. Tomaremos tres bolitas bajo la lengua, tres veces al día, separadas de las comidas, bebidas y sabores fuertes y mentolados (chicles, dentífricos, etc.)

Bolsa de agua caliente

El hígado es un órgano que, como los riñones, tiende a enfriarse cuando no funciona correctamente. Para evitarlo, al acostarnos pondremos la mitad de una toalla humedecida con agua caliente sobre las costillas del lado derecho. Encima pondremos una bolsa de agua caliente, que taparemos con la mitad seca de la toalla. Si no hace demasiado calor, encima de todo lo taparemos con una manta. Es, además, un remedio fantástico para el insomnio. En cambio no se recomienda hacerlo durante el día, ya que puede dar cansancio.

Enemas de café

Éste es un remedio antiguo que muchas personas practicas. Consiste en hacer lavativas con café ecológico tostado y en polvo. Se hierve 1 litro de agua con tres cucharadas soperas de café, 5 minutos a fuego alto y 15 minutos a fuego bajo. Se filtrará hasta que no queden posos. Una vez esté tibio, usaremos medio litro para las lavativas, recostados sobre el lado derecho e intentando aguantar 10 o 15 minutos. Este remedio es muy potente, actúa sobre el hígado directamente aumentando la actividad de la glutamilstransferasa.

Limón y aceite en ayunas

Hay un remedio sencillísimo que ayudará a limpiar y tonificar nuestro hígado y nuestra vesícula cada mañana. Sólo tenemos que tomar una cucharada de jugo de limón natural y una cucharada de aceite de oliva de primera presión en frío cada mañana, en ayunas. Después esperaremos media hora, beberemos uno o dos vasos de agua tibia, y al cabo de un rato ya podremos desayunar. Esto también ayudará especialmente a personas que sufran estreñimiento.

Plantas medicinales

Las hierbas amargas ayudan al hígado a limpiarse y funcionar correctamente. Podemos tomar diariamente infusiones de las siguientes plantas:

  • Diente de león
  • Alcachofera
  • Cardo mariano: regenerador del hígado
  • Boldo
  • Celidonia

Podemos endulzar estas bebidas con miel de romero o estevia y añadirle un poco de jugo de limón natural.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales