El coctail para la buena salud: jugo de cebollas

Salud y bienestar en cuerpo y mente,  receta jugo de cebolla, beneficios del jugo de cebollas
A pesar de que su olor molesto para muchos y de que más de una vez nos hizo llorar, la cebolla es uno de los vegetales más populares que hay, no sólo porque le imprime un exquisito sabor las comidas de cada día, sino porque también posee muchas propiedades medicinales que otorgan una solución natural a distintos malestares. Te vamos a mostrar una excelente manera de sacarle provecho a la querida cebolla usando su propio jugo.

El jugo de cebolla es una excelente fuente de organoazufre, un compuesto que se cree podría prevenir el cáncer. También es una buena fuente de vitamina C, potasio, manganeso y ácido fólico.
Hay varios tipos de cebolla y algunas propiedades pueden variar de un tipo a otro. Por ejemplo, la cebolla roja es la que tiene un contenido más alto de quercetina, una sustancia muy buena para combatir las alergias.

Como las propiedades medicinales de la cebolla se deben a la sustancia que les da el mal olor, entre más fuerte sea el olor de la cebolla, mayor es su valor medicinal.

Ahora bien, ¿cómo sacamos el jugo de la cebolla? Es muy fácil, existen tres maneras diferentes y sencillas de hacer jugo de cebolla.

  • La primera opción se hace con un rallador. Es el más común porque es el más sencillo de hacer, es rápido y eficaz. Una aclaración, para usar este método la cebolla debe haber sido refrigerada por unas horas para que no cause lágrimas. Procedimiento: se pelan las cebollas y se cortan en dos o cuatro pedazos. Se cubre un plato con una tela limpia tipo paño o estropilla. Se pone el rallador encima y se ralla la cebolla. Se recoge el jugo en un recipiente y se amarra la estopilla con la pulpa adentro. Se escurre la pulpa dentro de la estopilla de manera que solo salga el jugo.
  • Si no tuviste oportunidad de refrigerar la cebolla, la licuadora es una buena opción. Se pela la cebolla y se corta en pedazos medianos. Se echan a la licuadora y se licúan. Se pone la estopilla a modo de tapa para colar el jugo. Después la pulpa que sobra se envuelve en la estopilla y se escurre el jugo.
  • Los fans de los jugos naturales seguramente tienen su exprimidor de jugo en casa y fácilmente pueden sacar el jugo a la cebolla. Esta es la tercera opción. Se recomienda sacar el jugo de la cebolla primero y después el de otro vegetal para que el otro vegetal ayude a quitar el mal olor de la cebolla del exprimidor.
¿Para qué vamos a utilizar el jugo?

Jugo de cebolla para la piel: el azufre y la vitamina C que contiene el jugo de cebolla lo hacen un excelente ingrediente para mantener la piel saludable. Además, el jugo de cebolla también aclara la piel por lo que es un buen remedio para quitar manchas de acné, manchas por edad y manchas de la piel en general. El jugo de cebolla se puede aplicar directamente sobre la mancha pero si empieza a arder se tiene que enjuagar. 

Cebolla y vinagre para hacer un peeling natural. El vinagre es un peeling natural. Machaque una cebolla y mézclela con vinagre. Aplique directamente sobre la mancha y déjela actuar por 15 minutos y se lava. Si siente irritación lave inmediatamente. No se exponga al sol en un mínimo de 8 horas después de usar este remedio.

Contra dolores reumáticos y neurálgicos, se debe aplicar fricciones de jugo de cebolla, en paños o bien en cataplasmas calientes sobre las partes afectadas.

Para la salud del cabello, corta una cebolla a cuartos y échala junto a tres cucharadas de ortiga seca, en medio litro de agua caliente. Deja en reposo durante media hora y filtra. Utiliza el líquido frio para enjuagar el cabello después de lavarlo. No te preocupes por el olor, la ortiga neutraliza el penetrante “perfume ” de la cebolla.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales