Todo lo que debes saber sobre tu riñon

Salud y bienestar en cuerpo y mente, todo acerca del riñonUn órgano maravilloso

¿Alguna vez te has preguntado lo que hacen estos pequeños órganos por ti? Si lo supieras seguramente pasarías agradeciéndoles toda tu vida, pues sin ellos, ya estarías tres metros bajo tierra. Además de mantener limpia la sangre tienen funciones sumamente complejas. Conócelas.

¿Qué hacen por ti?

Se trata de unas máquinas avanzadas de reprocesamiento. De hecho, cada día procesan 190 litros de sangre únicamente para eliminar 2 litros de productos de desecho y agua en exceso, para más tarde formar la orina. Con información del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales.

Tamaño y formas

Aunque hacen un trabajo sumamente complejo, no abarcan mucho espacio. Se trata de órganos en forma de frijol, cada uno más o menos del tamaño del puño de tu mano, ¿muy pequeños, no crees?

¿Dónde se ubican?

No necesitas de un GPS para localizarlos, ya que se encuentran cerca de la parte media de la espalda, justo debajo de la caja torácica (las costillas), para ser más específicos, uno a cada lado de la columna vertebral.

Un millón de nefrones

Es lo que contiene cada riñón. Los nefrones, son muy importantes para el funcionamiento correcto del organismo, pues se encargan de filtrar la sangre eliminando los productos de desecho y el exceso de agua, que se transforman en orina.

Liberadores de hormonas

Antes de eliminar los desechos, los riñones liberan tres importantes hormonas: eritropoyetina, que estimula la médula ósea para producir glóbulos rojos; renina, que regula la presión arterial y calcitriol, forma activa de la vitamina D, que ayuda a mantener el calcio para los huesos y para el equilibrio químico normal en el cuerpo.

¿Qué es la función renal?

Los profesionales de salud lo usan para referirse a la eficiencia como estos órganos filtran la sangre. Una persona con dos riñones sanos tiene el 100% de su función, incluso, una reducción de hasta un 30 o 40% aún es difícil de percibir, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales.

Haciendo cálculos

Para saber qué tanto funciona el riñón necesitas saber de matemáticas y de algunas ecuaciones. Esto se logra usando una muestra de sangre y una fórmula para determinar la tasa de filtración glomerular estimada (GFR, por sus siglas en inglés). Ésta corresponderá al porcentaje disponible en función renal.

Los refrescos, tus enemigos

Si quieres a tu organismo, en especial, tus riñones, demuéstrales tu amor y no consumas refrescos ya que un estudio hecho por investigadores de una universidad de Japón aplicado a más de 12.000 empleados reveló que beber refrescos azucarados aumentan el riesgo de tener una enfermedad renal.

Por qué me enfermo del riñón

La mayoría de las enfermedades renales atacan a los nefrones, haciendo que pierdan su capacidad de filtración. Este daño puede ocurrir rápidamente o como consecuencia de una lesión o envenenamiento. Esto podría hacerse evidente después de años, o incluso al cabo de décadas.

Cómo me puedo enfermar

Si tienes problemas genéticos, sufres lesiones, te sometes a ciertos medicamentos, o si en el historial clínico de tu familia en encuentran este tipo de afecciones es posible que una enfermedad renal esté próxima a tocar tu puerta.

Enfermedades más comunes

La enfermedad renal crónica es una de ellas y se encarga de ir dañando poco a poco los nefrones. Otras afecciones de los riñones pueden incluir cáncer, quistes, piedras, así como otras infecciones, según explica la Biblioteca Nacional de Medicina.

Por qué te duelen los riñones

Si te has hecho esa pregunta es porque entonces ya haz experimentado este tipo de dolor ingobernable. Si sientes molestias en el costado de la espalda seguido de fiebre, escalofríos, sangre en al orina y micción frecuente es probable que tengas cálculos renales, es decir, se ha formado un trozo de material dentro del riñón.

Datos necesarios

Las enfermedades renales son muy comunes entre la población. De hecho, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que tan sólo la enfermedad renal crónica afecta a 26 millones de adultos en Estados Unidos. Las causas: la diabetes y la presión arterial alta.

¿Puedo vivir con un riñón?

Para que puedas vivir para contar esta hazaña necesitas que tu otro órgano esté sano. El riñón restante suple la función del ausente, y para esto sufre de hipertrofia, esto quiere decir, que aumenta su tamaño para compensar el trabajo.

Cuidados especiales

De acuerdo con el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales cuando no se cuenta con un riñón se tiene que tener cuidado, en especial con los medicamentos como antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios, ya que estos hacen daño al órgano.

¿Se puede vivir sin riñones?

Simplemente tu sangre se llenaría de toxinas y desechos y llegarían a tus demás órganos. No vivirías mucho tiempo y el poco que lo harías tendrías una calidad de vida mala, donde el dolor y las molestias serían tus fieles acompañantes. ¿No nos crees? En ese caso haz una visita a el departamento de diálisis de cualquier hospital.

Sustitutos del riñón

Cuando estos órganos dejan de funcionar, aún existen dos alternativas médicas: la diálisis, el cual funciona como un riñón artificial para depurar la sangre de una persona. La otra alternativa sería un transplante de riñón, pero considerando los altos costos y la lista larga de espera, es un opción inalcanzable en algunos casos.

Detecta una enfermedad renal

Para evitar este tipo de desgracias, la Fundación Nacional del Riñón recomienda tres pruebas sencillas para detectar algún tipo de enfermedad renal: una medición de la presión arterial, una comprobación rápida de proteína o albúmina en la orina, y un cálculo de GFR.

Los alimentos que te salvan

Cambiar el refresco por el agua sin duda, sería lo mejor que podrías hacer. Se recomienda beber muchos líquidos a menos que por la enfermedad renal no se pueda orinar poco. También se sugiere consumir el jugo de las frutas debido a que puede ayudar a limpiar los tejidos y la sangre.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales