Luce siempre joven con estas 6 mascarillas de miel

Cuidados del rostro , belleza , luce siempre joven con estas 6 mascarillas de mielLa piel  es el órgano más grande del cuerpo, pero también quién muestra los primeros signos de envejecimiento: las arrugas. Una excelente opción para revertir esta situación son las mascarillas con miel 

De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Illinois en Estados Unidos, la miel tiene propiedades antioxidantes gracias a su alto contenido en ácidos fenólicos y enzimas como la catalasa y la glucosa oxidasa que son capaces de proteger a las células de los radicales libres.

6 mascarillas para una piel joven

La exfoliación producida por la miel contrarresta la irritación que suele producir este proceso, gracias a sus propiedades hidratantes. Ayuda a regenerar las células, haciendo que la piel tenga un look juvenil y vibrante.

Por ello te proporciona 6 mascarillas con miel para lucir siempre radiante:

  1. Humecta, exfolia e ilumina tu piel. Aplica miel sola sobre ella y deja reposar 20 minutos. Limpia con abundante agua tibia.
  2. Loción de limpieza y exfoliación. Mezcla 2 cucharadas de almendras molidas con 1/2 de jugo de limón y una de miel. Masajear suavemente sobre el rostro y enjuagar con agua tibia.
  3. Máscara facial hidratante y reafirmante. Mezcla 1 cucharadita de glicerina, una clara de huevo, 1 cucharada de miel, y harina necesaria para formar una pasta. Aplica sobre rostro y cuello y deja reposar 10 minutos; luego aclara con abundante agua tibia.
  4. Suavizante para piel seca. Agrega una cucharadita de leche y una de miel, mezcla bien. Aplica sobre la cara y deja reposar 10 minutos; enjuaga con agua tibia.
  5. Suavizante para zonas ásperas. Mezcla 1/4 cucharadita de jugo de limón con una de aceite vegetal y una de miel. Aplicar en la zona deseada (codos, talones, manos, pies) y dejar reposar 10 minutos. Enjuagar con agua fresca.
  6. Ilumina y rejuvenece tu piel. Mezcla dos cucharadas de harina de garbanzo (puedes sustituirlo por harina de avena) con 1/4 de cucharadita de cúrcuma. Lentamente agrega un poco de miel y leche, hasta conseguir una pasta suave pero no líquida. Esparce sobre rostro y cuello, y deja reposar 15 minutos; luego enjuaga con agua tibia y finalmente fría.

Las mascarillas con miel tienen todas las propiedades de ésta, entre ellas se encuentra la hidratación, ya que es un factor que hace que la piel se mantenga suave y elástica de forma natural. ¡Ya sabes cómo lucir siempre joven, qué esperas para intentarlo!
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales