Tratamiento natural de la gingivitis o encías sangrantes

Remedios y tratamientos , salud , tratamiento natural de la  gingivitis o encías sangrantesLa gingivitis es una enfermedad bucal generalmente bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías. Puede estar causada por una mala higiene, por una mala alimentación o por problemas digestivos. También puede influir el crecimiento de las muelas de juicio.

Según la gravedad de la enfermedad, ésta puede convertirse en crónica y provocar continuamente movilidad de los dientes, mal aliento, sangrado y, con el tiempo, pérdida de piezas dentales. Además de la explicación médica convencional, la medicina natural apunta a otras causas y remedios naturales que repasamos a continuación.

Sobrecarga de toxinas

Las encías hinchadas, sensibles o sangrantes son provocadas cuando el drenaje linfático en el área bucal no funciona correctamente debido a una sobrecarga de toxinas en el intestino y a un exceso de acidez en sangre. Al fin y al cabo, esta es la causa principal de la mayoría de enfermedades, y los problemas de encías no son más que otra señal de que hay que mejorar el funcionamiento de los órganos. ¿Cómo lo hacemos?

La alimentación adecuada

Nuestra alimentación debe ser rica en los siguientes alimentos:
  • Fruta fresca y de temporada
  • Verduras y ensaladas
  • Legumbres
  • Cereal integral (arroz, mijo, quinoa, avena, etc.)
  • Frutos y frutas secas
  • Semillas (de girasol, de sésamo, de calabaza)
Asimismo evitaremos principalmente alimentos que acidifican la boca:
  • Leche y derivados lácteos
  • Pan (sí que podemos comer pan dextrinado)
  • Azúcar blanco
Un intestino sano

Como comentábamos al principio del artículo, el intestino influye en cualquier tipo de inflamación de nuestro intestino. En este caso también deberemos cuidarlo y evitar cualquier disfunción. Si padecemos estreñimiento, tomaremos diariamente algunos de estos alimentos:
  • Semillas de lino puestas en remojo durante la noche
  • Ciruelas pasas
  • Dátiles
  • Avellanas
  • Higos frescos maduros
  • Kiwi
  • Miel de acacia
  • Kuzu o kudzu
  • Castañas
  • Psyllium
  • Agar agar
  • Manzana cocida con piel
Si en cambio tenemos tendencia a las diarreas, podemos tomar:
  • Té verde
  • Carbón vegetal
  • Kuzu
  • Agar-agar
La Vitamina C

La vitamina C nos puede ayudar mucho a mejorar la gingivitis. La podemos consumir diariamente como suplemento o bien consumir alimentos que la contengan:
  • Cítricos (naranja, limón, pomelo)
  • Acerola
  • Piña
  • Kiwi
  • Fresas
  • Papaya
  • Guayaba
  • Pimiento rojo
Higiene oral

Es fundamental limpiar bien los restos de comida que pueden quedar en las cavidades de la boca. Para ellos podemos usar diariamente el hilo o seda dental, pero con mucho cuidado para no provocar el sangrado de las encías. Después cepillaremos también con cuidado los dientes, en todas las direcciones, e intentando llegar a todos los rincones de la boca. Podemos usar dentífricos suaves, a poder ser ecológicos, que no contengan sodium lauryl sulfate, que es una sustancia demasiado abrasiva para nuestra boca. En algunas farmacias se venden también dentífricos que incluyen entre sus ingredientes coenzima Q10, la cual es muy beneficiosa y nos puede ayudar a aliviar la inflamación.

Nuestro propio dentífrico natural

También podemos preparar nuestro propio dentífrico natural mezclando los siguientes ingredientes:
  • Tres cucharadas soperas de arcilla blanca de uso interno
  • Agua mineral
  • Sal marina bien diluida en el agua
  • 2 gotas de aceite esencial de orégano

Mezclamos bien los ingredientes con una cuchara de palo y guardamos la pasta resultante en un tarro de vidro.

Enjuagues con plantas medicinales

Recomendamos evitar los colutorios que se venden ya que contienen alcohol y otras sustancias demasiado agresivas para el pH de nuestra boca. En cambio, podemos hacer enjuagues con infusión tibia de llantén y salvia dos o tres veces al día, después del cepillado

Otra opción para hacer enjuagues naturales es usar agua de mar, que es alcalinizante y remineralizante, en la proporción de una parte de agua marina por dos partes y media de agua natural.

Si vivimos en una zona con mar podemos recogerla nosotros mismos, a primera hora de la mañana, fuera de la temporada de baño, sumergiendo una botella hasta debajo de todo para evitar la capa superior. También la podemos comprar en dietéticas o herbolarios, o bien usar agua natural con sal marina o sal del Himalaya diluida.

Otros consejos

Debemos evitar el tabaco, que irrita y acidifica el pH de nuestra boca
Si padecemos bruxismo debemos tratarlo, ya que puede empeorar la gingivitis
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales