Causas y remedios caseros contra los hongos de las uñas

Remedios y tratamientos , causas y remedios caseros contra los hongos de las uñasEl hongo en uñas es una condición común que comienza como una mancha blanca o amarilla bajo la punta de la uña de los dedos de la mano o las uñas del pie. A medida que la infección por hongos es más profunda, los hongos en las uñas pueden hacer que la uña se decolore, se engrose y se desmorone en el borde. Puede afectar a varias uñas, pero por lo general no a todas.

Si tu afección es leve y no te molesta, puede que no necesites tratamiento. Si el hongo de la uña es doloroso y ha causado uñas engrosadas, medidas de cuidados personales con remedios caseros y/o medicamentos pueden ayudar. Pero incluso si el tratamiento es exitoso, los hongos en las uñas a menudo regresan.

Los hongos en las uñas también se llaman onicomicosis ungueal y tiña. Cuando el hongo infecta las áreas entre los dedos y la piel de los pies, se le llama pie de atleta.

Puedes tener hongos en las uñas - también llamada onicomicosis si una o más de tus uñas son:
  • Gruesas
  • Frágiles, grumosas o irregulares
  • Deformadas
  • Sin brillo
  • Un color oscuro, causado por desechos acumulados bajo la uña
Las uñas infectadas también puede que se separan del lecho de la uña, una condición llamada onicolisis. Es posible que sientas dolor en los dedos y detectar un olor ligeramente malo.

Cuándo consultar a un médico

Es posible que desees ver a un médico si las medidas de cuidados personales no han ayudado. También ve a un médico si tienes diabetes y crees que estás desarrollando hongos en las uñas.

Las infecciones por hongos en las uñas son causadas por un hongo dermatofito. Los hongos son organismos microscópicos que no necesitan la luz solar para sobrevivir. Algunos hongos tienen usos beneficiosos. Otros causan enfermedades e infecciones.

Vive en ambientes cálidos y húmedos, como piscinas y duchas
Pueden invadir la piel a través de cortes tan pequeño que ni siquiera puedes verlos a través de una pequeña separación entre la uña y el lecho ungueal
Pueden causar problemas si las uñas son a menudo expuestas a condiciones cálidas y húmedas

Los hongos en las uñas son más frecuentes en uñas de los pies que en las uñas de las manos, en parte debido a que:

Las uñas de los pies a menudo se limitan en un cálido ambiente oscuro, húmedo y - dentro de tus zapatos - donde los hongos pueden prosperar.
Los pies por lo general tienen menos flujo de sangre que los dedos, haciendo más difícil para el sistema inmunológico del cuerpo detectar y detener la infección.

Los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar hongos en las uñas son:

  • Ser mayor, debido a la reducción del flujo sanguíneo, más años de exposición a los hongos y las uñas de crecimiento más lento
  • Transpirar en exceso
  • Ser hombre, especialmente si tienes antecedentes familiares de infecciones por hongos de uñas
  • Trabajar en un ambiente húmedo donde las manos están a menudo húmedas, como coctelerías o limpieza
  • El uso de calcetines y zapatos que dificultan la ventilación y no absorben la transpiración
  • Vivir con alguien que tiene hongos en las uñas
  • Caminar descalzo en zonas comunes húmedas como piscinas, gimnasios y duchas
  • Tener el pie de atleta
  • Tener lesiones menores en la piel o uñas o una condición de la piel, como la psoriasis
  • Tener diabetes, problemas de circulación, un sistema inmune debilitado o, en los niños, el síndrome de Down

Remedios caseros muy efectivos para combatir los hongos de las uñas de los pies cuando el caso no es muy severo.

1. Extrae el zumo de varios limones, ponlo en un bol y mete las uñas en dicho zumo; o también se puede cortar el limón en rodajas y pasarlo sobre las uñas, que es lo mismo.

2. Mezcla tres o cuatro gotas de aceite esencial de orégano en una cucharada de aceite de oliva; y aplicar esta mezcla diariamente sobre las uñas, durante tres semana.

3. Mezclar unas gotitas de aceite del árbol del té en una cucharada de aceite de oliva y aplicalo directamente sobre la uña afectada. Esta fórmula debe ser aplicada de forma alternativa (un día sí y otro no) hasta completar 20 días.

4. En una taza de agua, hervir 5 dientes de ajos grandes.Verter esta preparación en un recipiente grande con agua que puedan quedar los pies bien sumergidos. Poner los pies dentro del agua tíbia durante 20 minutos. Transcurrido este tiempo, retirar los pies y secarlos bien. Repetir esta acción durante 5 semana.

5. Mezclar 5 gotas de aceite esencial de lavanda en una taza de vinagre de cidra de manzana (Apple cider vinegar) y verter todo en un bol grande con agua que cubra bien ambos pies y dejarlos un rato. Repetir durante dos semanas.

6. Mezclar agua oxigenada en bastante agua y sumergir los pies media hora como mínimo; cada día durante tres semana. Al terminar siempre secar bien los pies.

7.En medio pomo de esmalte trasparente, mezclar un diente de ajo grande bien cortadito, diez goticas de limón y tres gotas de yodo blanco. Dejarlo reposar durante una semana y luego aplicar una capa del mismo, solamente en las uñas que tengan el hongo. Repetir la acción durante una semana, después reitarlo todo con quitaesmalte.

8. Verter un puñado de artemisa en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Posteriormente poner los pies o las uñas dentro de esta infusión, durante 20 minutos al día; realizar esta operación dos veces al día, una semana.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales