Cómo evitar los talones agrietados

Cuidados del cuerpo , belleza , cómo evitar los  talones agrietadosSi tienes los talones agrietados, toma nota y evita ese mal aspecto en tus pies, es casi un pecado ponerte sandalias y tener los talones agrietados o con callosidades. ¡No lo hagas! 
Es, hasta cierto punto, fácil de prevenir una situación así y tú misma lo puedes hacer en casa.

Causas de los talones agrietados:

Hay varias cosas que influyen en que los talones estén agrietados:
  • Usar un calzado incorrecto.
  • Sequedad y debilitamiento de la piel.
  • Caminar descalzos.
  • Estar muchas horas de pie.
  • Exposición al sol y al aire.
  • Falta de ácidos grasos.

Consejos para evitar los talones agrietados

Para evitar que nuestros talones estén agrietados debemos prestar atención a nuestros pies todos los días. Y para ello debes:

  • Hidratar los talones todos los días, sobre todo si se tiene la piel seca.
  • Intentar no estar demasiado tiempo de pie.
  • Evitar el sobrepeso, pues este aumenta la presión sobre los talones y puede ocasionar la aparición de las grietas.
  • Seguir una dieta rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos (aceite de onagra, borraja, sésamo, etc)
  • Mantener una buena higiene para evitar la aparición de infecciones.
  • Evitar el uso del calzado abierto en la parte baja, pues la grasa del talón se expande hacia los lados y pueden aparecer las grietas.
  • Usar la piedra pómez después de lavarlos para eliminar la piel seca.

Remedios naturales para tratar los talones agrietados:

Nuestras abuelas ya sufrían y combatían este mal con remedios naturales como:

  • El plátano: triturar un plátano bien maduro y aplicar sobre los talones. Dejar que actúe durante 15 minutos y eliminar con agua tibia.
  • El limón: exprimir un limón y aplicar, con un paño, sobre los talones dejando actuar por espacio de 10 minutos. Hidrata los talones y ayuda a cicatrizar y desinfectar las grietas.
  • Manteca de karite: debemos untar la zona afectada por las grietas con la manteca de karite, vendaremos y colocaremos un calcetín de algodón. Debemos dejarlo actuar durante toda la noche. Por la mañana lavaremos los pies con agua fría.
  • Glicerina: mezclar glicerina con agua de rosas y aplicar sobre la zona, retirar después de 15 minutos.

Recuerda que la atención a tus pies y su cuidado debe ser diaria. Con estos sencillos consejos debe ser suficiente para que los talones agrietados desaparezcan, de lo contrario consulta a un podólogo para que te ayude.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales