Exfoliantes caseros ¡Magia para tu piel!

Mascaras faciales , belleza, cuidados de la piel , exfoliantes caseros  ¡magia para tu piel!Deja tu piel limpia, luminosa y sin células muertas con estas recetas.

Exfoliar la piel de todo tu cuerpo al menos dos veces por semana es muy bueno para que ésta se vea con más vida y saludable. Exfoliarte ayuda a retirar las células muertas de tu cuerpo y a que la piel luzca con más luminosidad.

Puedes aplicar cualquiera de estas recetas:

Azúcar y limón para exfoliar la piel: Ponga dos cucharadas de azúcar en una taza y agréguele el jugo de medio limón. Después de lavarse la cara, con el rostro aún húmedo, aplíquese la mezcla en la cara con movimientos circulares. Deje actuar por 5 minutos y lave con agua tibia.

Azúcar moreno: Mezcle un poco de azúcar moreno con crema limpiadora. Con el rostro húmedo, aplique la mezcla con movimientos circulares. Lave con agua tibia.

Suero de leche y sal: Mezcle suero de leche (buttermilk) con sal de mesa hasta tener una pastita. Humedezca el rostro y aplique la mezcla con movimientos circulares. Este exfoliante natural le ayudará a reducir poros abiertos

Exfoliar la piel con miel y avena: Mezcle un cuarto de taza de avena con una cucharadita de miel. Después de lavarse la cara, con el rostro todavía húmedo, aplíquese la mezcla y déjela actuar por 15 minutos. Lavar con agua tibia.

Exfoliante natural de azúcar y aceite de oliva: Mezcle 1/4 de taza de azúcar con 3 cucharadas de aceite de oliva. Aplíqueselo en todo el cuerpo con un masaje circular mientras se baña.

Los exfoliantes ayudan a mantener la piel limpia y libre de impurezas. También remueven las células muertas. Es importante siempre humedecer la piel antes de exfoliarla para evitar dañar los capilares.

Café como exfoliante: Agregue un poco de café a una crema limpiadora. Humedezca el rostro y aplique con movimientos circulares. Lave con agua tibia.

Exfoliante a base de leche y avena: Mezcle bien 2 cucharadas de leche en polvo, media taza de avena molida y una cucharadita de maicena. Agregue agua poco a poco hasta formar una pastita. Deje reposar la mezcla por un minuto. Aplíquese la mezcla en el rostro y el cuello con un masaje. Lave con agua.

Exfoliante de linaza y miel: Para mantener los codos y las rodillas suaves y bellas mezcle 1 taza de miel con 1/2 vaso de agua tibia. Agregue 25 gramos de linaza y revuelva hasta tener una pastita. Ponga la pasta en el refrigerador por tres horas. Frótese los codos y las rodillas con la pasta y déjela actuar por tres minutos. Lávese con agua destilada.

Exfoliante de granola: Haga una pasta con media taza de granola mezclada con un poco de agua caliente. Humedezca el rostro y aplíquesela en el cutis con movimientos circulares. Lávese con agua tibia.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales