Remedios naturales simples para dientes amarillos

Remedios y tratamientos , dientes,
Hay muchas razones por las que podemos tener los dientes amarillentos: la alimentación, la mala higiene, la genética -algunas razas tienen los dientes más amarillos que otros- o la edad son algunos factores; pero también podemos revertir esta situación de forma sencilla y natural, sin dañar los dientes y logrando un aspecto más bonito.

EL café, es uno de los responsables que los dientes se tornen amarillos. Si bien, el paso número uno para conseguir dientes más blancos sería limitar la ingesta de café. Así que, aquí está una lista de formas naturales que puedes intentar para blanquear tus dientes en casa.

La higiene dental es importante, ya que unos dientes sin higiene, pueden ser un factor que contribuye a muchas enfermedades en otras partes del cuerpo si no se toma el cuidado. Una de las mayores formas en que podemos dañar nuestros dientes es a través de los alimentos y bebidas ácidas. De hecho, muchas veces, la razón de los dientes de color amarillo se debe al consumo de una dieta ácida que hace que el esmalte se desgaste en los dientes si no son debidamente atendidos.

Remedios caseros para dientes amarillos

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es conocido por ser una de las opciones más eficaces para blanquear los dientes. Es por eso que ves que lo añaden a una serie de marcas de pasta de dientes. Sólo tienes que añadir algo a tu cepillo de dientes mientras está bastante húmedo y luego cepillarte los dientes. Asegúrate de que el bicarbonato de sodio se moje lo suficiente y no esté seco ya que muy seco puede rayar el esmalte. Pero una vez mojado, se vuelve suave y se disuelve, hazlo tres veces a la semana. Asegúrate de que no usarlo seco. Puedes usarlo también como un enjuague bucal. Sólo poner una cucharada del mismo en un vaso con agua y hacer buches.

2. Fresas

Las fresas son ricas en vitamina C que ayuda a hacer tus dientes más blancos. Puedes hacer esto mediante la trituración de algunas fresas y luego aplicarlas a los dientes. Dejar reposar durante unos 3 a 5 minutos y luego enjuaga bien la boca.

3. Limón

El lmón tiene un poder de blanqueo sólido, muchos lo han utilizado para su cabello, pero puede ser utilizado para los dientes también. Exprime el jugo de limón en un tazón pequeño y agregar un poco de sal marina a la misma. Moler hasta producir una pasta suave. Aplicar en los dientes y deja reposar durante 3 – 5 minutos. Enjuague bien. Es importante aclarar esto muy bien, ya que no quiere dejar que repose durante largos períodos de tiempo y romper el esmalte. Puedes hacer este método unas tres veces a la semana.

4. Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno puede ser usado muy efectivamente para blanquear los dientes. Debido a sus propiedades blanqueadoras muy leves, se puede poner en los dientes tópicamente para ayudar a eliminar las manchas. Crear una mezcla 30/60 de peróxido de hidrógeno y agua. Úsalo como un enjuague durante unos 60 segundos y luego escupe. También intenta ponerlo directamente sobre los dientes con un Q-tip y dejar que repose durante 60 segundos. Esto funciona bien también.

5. Cáscara del plátano

Éste es controversial y quizás debas probar antes para corroborar su funcionamiento en tus propios dientes. Algunos profesionales de la salud dicen que funciona, mientras que otros dicen que no. Al final, la superficie arenosa de la cáscara, que es rica en magnesio y potasio, puede pulir los dientes y ayuda a eliminar algunas manchas en el esmalte. Para hacerlo, sólo tiene que frotar los dientes con la parte interior de una cáscara de plátano maduro por 2 – 5 minutos. Enjuaga cuando hayas terminado. Haz esto dos veces al día.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales