¡Caminatas! Excelente forma de quemar la grasa

Nutrición y deporte
Caminar es un proceso natural, para el que nuestro cuerpo está preparado desde que damos nuestro primer paso. Además, es un forma sencilla y al alcance de todos de quemar grasa y deshacernos de los kilos extras.

Caminatas

Caminar es tan esencial en nuestras vidas que muchas veces no nos damos cuenta que es también un factor importante para mantenernos saludables y una herramienta de gran alcance para la pérdida de peso. El cuerpo humano se ha modificado y ha sido diseñado para caminar sobre sus dos pies.

Los expertos dicen que caminar o ejercitarte durante 30 minutos al día, trae para ti grandes beneficios, y promete mejor calidad de vida, frente a las personas que son mayormente sedentarias.

Si vas empezando, pon una meta de 10 minutos o un simple paseo de 5 minutos. Si no acostumbras a hacer ejercicio, no te preocupes, lo importante es que empieces ahora. No pongas metas imposibles como empezar por 30 minutos, inicia con paseos cortos, y semanalmente prepárate para ir aumentando un par de minutos hasta que seas capaz de caminar media hora sin descanso.

Está comprobado que si tienes una vida sedentaria y optas por hacer ejercicio, esto también conduce a la pérdida de peso, si además incluyes una dieta balanceada, los resultados serán sin duda sorprendentes.Además el ejercicio, ayuda a disminuir la presión arterial, y a rebajar mejor las tallas.

Para quemar la grasa

Antes de iniciar con cualquiera de las actividades físicas, haz un calentamiento previo, mueve todas tus articulaciones, para evitar lesiones y enfría a un ritmo suave durante tres a cinco minutos. A continuación te recomiendo un plan quema grasas que puedes seguir durante 12 semanas para que notes los resultados.

Semana 1 a 4: Camina a paso lento

El objetivo de ésta caminata, es mantener un ritmo constante y una intensidad moderada, es perfecta para invitar a un amigo, miembro de la familia o compañero de trabajo, para que te acompañe y pueden incluso conversar mientras caminan. Deberás caminar a un ritmo determinado, a una velocidad como si tuvieras que llegar a un cita, pero sin que te llegue a faltar el aire. La misión es caminar 30-40 minutos, y lo recomendable es que la realices de 3 a 4 veces semanalmente.

Semanas 5-8 y 10 a 12: Camina a paso acelerado

Se trata de un ritmo rápido de caminata, realízalas por alrededor de 25 a 30 minutos. Se recomienda que inicies con cuatro minutos de caminata vigorosa, y después incrementa el ritmo más rápido durante un minuto. Repite éstos ciclos hasta finalizar los 30 minutos durante todo el esquema.

Semanas 8-10: Caminata desafiante

Exige a tu cuerpo. Se trata de una caminata en la que debes desplazarte tan rápido como puedas durante 10 minutos, y después regresa a un ritmo confortable a tu punto de inicio, no se trata de correr, ya que estaríamos realizando otro tipo de actividad, sino de llevar una caminata tan veloz como te sea posible.

La postura correcta

Es importante tener una buena postura, tanto para evitar lesiones, como para realizar un ejercicio más completo y eficaz. Puedes conseguirlo siguiendo los consejos de a continuación:
  • Fija tu mirada a tres o seis metros enfrente de ti, nunca veas hacia abajo.
  • Mantén tus hombros relajados hacia atrás y abajo, no los alces.
  • Dobla los brazos a 90 grados, los puños deben estar relajados.
  • Balancea tus brazos hacia delante y hacia atrás (evitando los movimientos hacia un lado), presionando tus omóplatos y llevando los codos detrás de ti.
  • Inclina tu torso ligeramente hacia delante, a unos cinco grados.
  • Al dar el paseo, pisa sobre tu talón al mismo tiempo que mueves tu pierna hacia delante apretando por completo los glúteos.
  • Empuja con los dedos de los pies para impulsarte hacia delante.
  • Haz pasos cortos y rápidos. Lo que permitirá dar una zancada suave y balanceada que te ayudará a caminar más rápido.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales