Exfoliante de pepino y bicarbonato

El bicarbonato de sodio es muy bueno para la piel  así como para otros usos estéticos, y es muy fácil de conseguir. 

Por otro lado, el pepino también tiene muchos efectos beneficiosos y juntos hacen una gran combinación pues son geniales para exfoliar la piel sin ser agresivos.

Belleza facial


Aprovechando estos dos componentes súper asequibles, hoy compartimos contigo una mascarilla muy fácil de hacer, con la que podrás disfrutar de una piel limpia y lozana en pocos minutos.

Puedes prepararla y utilizarla dependiendo de tu tipo de cutis, una vez a la semana para pieles secas y dos para pieles mixtas o grasas.


Para prepararlo solo necesitas un cuarto de pepino rallado y una cucharadita de bicarbonato de sodio, con los que debes formar una pasta homogénea que usarás como mascarilla.

Para aplicarla, realiza suaves movimientos circulares y déjala actuar por cinco minutos antes de retirar con abundante agua fría.

Los resultados son inmediatos y te van encantar ya que estos ingredientes brindan frescura sin ser irritantes como otros exfoliantes.
Si notas cierto enrojecimiento no te preocupes porque es el bicarbonato actuando en tu piel y en pocos minutos volverá a su estado normal.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales