Bicarbonato de sodio para la gripe

Salud y bienestar
El bicarbonato de sodio también tiene propiedades medicinales potentes como por ejemplo para el resfriado o gripe.

El bicarbonato de sodio utilizado para la gripe

Algunas personas saben que cuando se toma internamente, el bicarbonato de sodio puede ayudar a mantener el equilibrio del pH en el torrente sanguíneo. Esto es probablemente la premisa básica detrás de sus usos recomendados tanto contra los resfriados y los síntomas de la gripe. En su libro “Arm & Hammer Baking Soda Medical Use”, publicado en 1924, el Dr. Volney S. Cheney relata sus éxitos clínicos con el bicarbonato de sodio en el tratamiento de resfriados y gripe.

El dice que durante los años de 1918 y 1919, mientras que estaba junto con el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos trabajando en la lucha contra la gripe, le llamó la atención que alguien que había sido alcalinizado cuidadosamente con bicarbonato de sodio, rara vez contrajo la gripe, y aquellos que la habían contraído, si se alcalinizaban pronto, invariablemente tenían crisis leves.
Menciona en su libro también, que a partir de ahí, él trató todos los casos de gripe, dando generosas dosis de bicarbonato de sodio, y en muchos casos dentro de 36 horas los síntomas de la gripe o el resfriado habrían disminuido por completo.

Remedio para la gripe con bicarbonato de sodio

La administración del bicarbonato para la gripe es bastante fácil, y es relativamente inofensiva, incluso si no debes experimentar alivio de los síntomas del resfriado. Simplemente disuelve la cantidad recomendada de bicarbonato de sodio en un vaso de agua fría y bebe. 

Las dosis recomendadas de la Compañía Arm & Hammer para los resfriados y la gripe en 1925 fueron:

Dosis de bicarbonato de sodio para la gripe
  • Día 1 - Toma seis dosis de ½ cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua fresca, a intervalos de alrededor de dos horas.
  • Día 2 – Toma cuatro dosis de ½ cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua fría, en los mismos intervalos.
  • Día 3 – Toma dos dosis de ½ cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua fresca por la mañana y por la tarde, y después de eso ½ cucharadita en un vaso de agua fresca cada mañana hasta que los síntomas de la gripe se hayan ido.

Para algunos casos especiales será necesario consultar con un especialista certificado.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales