Come una cebolla por día para mantenerte sano

Desde hace muchos años, la cebolla común (Allium cepa) es un ingrediente que nunca falta en las cocinas de todo el mundo.

El uso de la cebolla como alimento se remonta 3500 años atrás y es una de las plantas cultivadas más antiguas.

Salud y bienestar

Propiedades para la salud

Aunque por ser de uso común, la cebolla recibe menos atención que alimentos como granadas, vino tinto, açaí, arándanos y té verde, esta ofrece excelentes beneficios para la prevención y el tratamiento de muchas enfermedades comunes, incluyendo varios tipos de cáncer, enfermedades del corazón, derrames cerebrales, hipertensión, colesterol alto, diabetes tipo 2, obesidad, cataratas y trastornos gastrointestinales como cólicos e indigestión.

Las cebollas son consideradas poderosos antibióticos por su contenido de alicina, ácido cafeico, sulfuros alílicos, ácido ferúlico, kaempferol y quercetina.

Miles de estudios científicos que analizaron estos compuestos de origen natural, demostraron que son eficaces para proteger los nervios y el sistema cardiovascular, para mejorar la función inmunitaria, combatir el crecimiento de muchos tipos de tumores, ayudar a promover la la función hormonal saludable, bajar el azúcar en la sangre, proteger a las células de la destrucción prematura, proteger el hígado, combatir las cataratas, y proteger la piel contra los rayos UVA y UVB del sol.

La cebolla también reduce el colesterol, inhibe el endurecimiento de las arterias, mejora la elasticidad de los vasos sanguíneos, ayuda a mantener una presión arterial saludable, y reduce el riesgo de coágulos peligrosos conocidos como trombosis.

Estudios realizados en humanos también han demostrado que la cebolla puede ayudar a aumentar la densidad ósea y puede ser beneficiosa para las mujeres con menopausia que están experimentando la pérdida de densidad ósea. Además, hay evidencia de que las mujeres que han superado la edad de la menopausia pueden reducir el riesgo de fractura de cadera a través del consumo frecuente de las cebollas.

Cáncer

Son muchos los estudios científicos que muestran las propiedades anti-cáncer de la cebolla, la cual proporciona una importante reducción del riesgo de cáncer.

El cáncer colorrectal, el cáncer de laringe y el cáncer de ovario son los tipos de cáncer para los cuales el riesgo se reduce al consumir cantidades moderadas de cebolla.

Modos de consumo

Respecto de su modo de consumo, las cebollas crudas contienen una carga enorme de compuestos beneficiosos para la salud y las cebollas cocidas siguen conservando en gran medida tales propiedades.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales