Beneficios de tomar Miel con agua en ayunas

La miel posee grandes riquezas naturales muy beneficiosas para el ser humano. Y es que algo tan natural, tiene que ser bueno. No sólo es uno de los edulcorantes naturales más ricos que existen, sino que, muchos remedios caseros para aliviar diversos malestares son hechos con la miel de abeja.

Salud y bienestar

Es sabido que la miel contiene muchas propiedades que nos ayudan en nuestro sistema, la ocupamos para aliviar la tos, la picazón de garganta, mejora la memoria, ayuda a remediar alergias temporales, mata bacterias que son fuertes a los antibióticos, entre muchas otras cosas más.

Sin embargo esta vez te sorprenderás con lo que puede hacer la miel disuelta en un vaso de agua caliente todas las mañanas en ayuna, es decir con el estómago vacío:

Perder peso

La miel es uno de los alimentos que aporta la sensación de saciedad, de tal manera que controla la ansiedad por la comida. Así que para ello diluye una cucharadita de miel en agua y tómala todas las mañanas.

Fortalece nuestro sistema inmunológico 

La miel es muy buena para nuestro sistema inmunológico y además nos previene de una gran cantidad de enfermedades.

Reduce los niveles de colesterol

Si eres una persona que padece de colesterol alto, entonces deberás tomar dos cucharaditas de miel combinadas con una taza de agua caliente por las mañanas. Esto te ayudará a prevenir los problemas de circulación y enfermedades cardiovasculares.

Aumenta las energías

Si eres de las que suele cansarse durante el día, entonces deberás tomar esta bebida, ya que la miel cuenta con poderosos efectos energetizantes.

Además de los beneficios ya mencionados te contamos otros tales como:

  •  Aporta defensas naturales contra la bronquitis
  •  Limpia las bacterias de tu cuerpo
  •  Rejuvenece la piel
  •  Elimina toxinas
  •  Limpia el tracto digestivo
  •  Mejora la función del intestino
  •  Destruye microorganismos, etc.

Como ves, con una sencilla preparación puedes obtener infinitos beneficios, con solo tomar una cucharadita de miel y añadirla a un vaso de agua caliente, mezclarla unos segundos e ingerirla tu organismo se verá inmensamente recuperado y tu misma verás los resultados ¡solo recuerda tomarla con el estómago vacío!


Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales