Aprende a cuidar tu rostro con dos simples pasos.

Aprende a cuidar tu rostro con  dos simples pasos.-


Hace unos años el que los hombres se cuidaran estaba mal visto. Menos mal que poco a poco hemos ido cambiando y los cuidados han dejado de ser patrimonio exclusivo de las féminas.

Belleza y cuidado personal,
Cada día, son más los hombres que cuidan su piel y su rostro, en los últimos años ha habido un gran incremento masculino en el consumo de cosméticos, tanto para el cuidado del cuerpo como del rostro.

Hoy en día, alrededor del 50% de hombres utiliza cremas de manera habitual, y es que el cuidado de nuestra piel no sólo es cosa de mujeres, así que, toma nota y aprende a cuidar tu rostro con dos simples pasos.

Con el paso del tiempo, sobre todo a partir de los 30, todos empezamos a sufrir el paso de los años y esto se traduce en un cambio en nuestra piel y nuestro rostro. Comienzan a aparecer las temibles arrugas, que tanto nos disgustan y nuestra piel, pierde esa tersura tan deseada. Pues bien, cuidarnos no significa pasarnos el día con cremas y lociones “milagrosas”.

Hoy explicamos dos simples trucos, que te ayudarán a mantener un buen rostro, sin que ello implique tanto tiempo, ni dinero como piensas.

Si eres de las personas que todavía te resistes a prestar demasiada atención a los cuidados de tu rostro, hoy te proponemos que sigas estos consejos a la hora de acostarte y de levantarte y comprobarás los resultados de una piel sana.

Momento de irse a dormir…

Durante el día, la piel acumula suciedad e impurezas y nuestros poros no están lo suficientemente limpios como para dejarlos así durante toda la noche, en dos simples pasos, conseguiremos acondicionar nuestro rostro:

Lávate la cara antes de acostarte: es totalmente necesario eliminar esas impurezas de las que hablábamos, antes de irte a dormir. Lo ideal, es emplear un limpiador facial de uso diario, en lugar del jabón habitual. Existen geles, lociones o jabones de glicerina económicos, que son perfectos para ello y de esta forma, evitar irritaciones como las que pueden provocar los jabones que se usamos habitualmente.

Aplica una crema hidratante: después de haber limpiado nuestra cara, no sólo eliminamos la suciedad que se acumula durante el día, sino que además, preparamos nuestra piel para que la crema que nos apliquemos a continuación sea más efectiva. Existen cantidad de productos en el mercado para el rostro masculino, pero tranquilos, no hace falta que tengamos la crema más milagrosa de todas, recuerda que, lo importante es hidratar nuestra piel.

Hora de levantarse!


El segundo momento importante en el que debemos de prestar atención al cuidado de nuestro rostro, es cuando nos levantamos. Durante la noche, la piel está en descanso y calmada, por tanto es el momento de prepararla para cambios de temperatura y humedad que vamos a tener a lo largo del día.

Lávate la cara con agua fría: nos ayudará a descongestionar el rostro (ojos, bolsas, ojeras..) y al mismo tiempo cerraremos los poros y evitaremos que entre parte de impurezas y suciedad. Un gesto tan sencillo te ayudará a mantener una sensación fresca en el rostro.

Aplica tu crema de día adecuada: al igual que hacemos durante la noche, es muy importante hidratar el rostro par todo día. Dependiendo del tipo de piel que tengas, te convendrá un tipo u otro de crema. Para las personas con una piel grasa (generalmente con brillos) le convendrá un tipo de crema más matificante y al contrario, si la tienes más seca, la crema ideal será una más nutritiva.

Como ves, cuidar tu piel no es tan complicado como parece, ni requiere tener un armario lleno de cremas y lociones. Con estos simples trucos, en los momentos adecuados, lograrás tener un rostro sano e hidratado, y, por supuesto, tu piel te lo agradecerá!
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales