Beneficios del orégano que seguro no conocías

Beneficios  del orégano que seguro no conocías.-

El orégano es una hierba apreciada no sólo por su fuerte sabor y agradable aroma, sino también por los numerosos beneficios que aporta a la salud. 

Este condimento tan utilizado en comidas como la pasta o la pizza tiene muchas propiedades saludables, por lo que es muy importante incorporarlo a nuestras comidas.

Salud y bienestar,

El orégano es una planta aromática y es uno de los condimentos más utilizados en la cocina, pero no todas estamos conscientes de las propiedades medicinales que posee y sobre la cantidad de beneficios que ofrece.

Posee importantes cantidad de proteínas, vitaminas y minerales, principalmente B1, B2, B3 y B6 y minerales como calcio, potasio, hierro, zinc y fósforo y un agente activo, el ácido rosmarínico, que provee de numerosos beneficios a la salud.

Sus beneficios se pueden conseguir a través de sus hojas, aceites o extractos mediante productos cosméticos, fármacológicos y licores.

Beneficios de sus hojas secas

Ayuda a reforzar la salud del sistema inmunológico.

Es un poderoso antioxidante. El orégano tiene una de las tasas más altas de actividad antioxidante, 42 veces más poder antioxidante que las manzanas.

Ayuda a mantener bajo el colesterol

Al ser un alimento rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión

Como tiene una alta cantidad de calcio, el orégano seco un alimento bueno para los huesos y es muy recomendable su consumo durante el embarazo.

Ayudar a prevenir enfermedades reumáticas como la artritis.

Facilita al organismo la aslimilación y el almacenamiento de la insulina.

Contribuye a la madurez sexual y en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y a combatir la fatiga.

Facilita la digestión y protege el funcionamiento hepático.

Disminuye la hinchazón del abdomen. Ayuda a eliminar los gases acumulados en el tubo digestivo debido a la sustancia denominada timol que contiene.

Alivia la tos. además es muy recomendable para tratar malestares en los bronquios en general.

Mejora los dolores menstruales. Los aceites esenciales del orégano sirven para tratar los síntomas premenstruales y además aligera los dolores ocasionados por la menstruación.

Favorece la circulación sanguínea, debido a ésto es muy útil para prevenir la aparición de trombos y problemas cardíacos.

Interviene en el transporte de la vitamina A a la retina, por lo que es muy importante para la salud visual.

Por su alto contenido de antioxidantes y de vitaminas A y E, este condimento también favorece el buen estado de la piel.

Contiene beta-cariofilina (E-BCP), una sustancia que inhibe la inflamación y ayuda a tratar enfermedades como la osteoporosis

El carnosol que contiene ha sido evaluado por sus propiedades anticancerígenas con prometedores resultados.

Beneficios del orégano aplicado como aceite

Mejora la psoriasis al aplicarlo sobre la piel

Los masajes con aceite de orégano alivian y desinflaman contracturas musculares, esguinces, torceduras, reúma y artritis.

Alivia las picaduras de insecto aplicado directamente sobre ellas.

Mejora los casos de eczemas y dermatitis.

Los masajes con aceite de orégano se recomiendan para la celulitis.

En gotas o en infusiones el orégano ayuda a calmar los nervios, el estrés y el insomnio.

Reduce el dolor de muelas.

Como usarlo

Puede utilizarse de muchas maneras diferentes, dependiendo de las necesidades de salud:

La forma más usual es usarlo como condimento para darle sabor a las comidas, para ésto puede usarse el orégano molido que viene previamente envasado.

Las hojas secas se puedes preparar como té. Colocar en dos tazas de agua, agregar una cucharada de hojas de orégano seco y dejar hervir por unos 5.

• Para problemas de la piel, se puede frotar algunas gotas de aceite de orégano

• Para tratar las infecciones de los senos nasales o resfriados. Simplemente añadir unas cuantas gotas de aceite de orégano en una olla con agua hirviendo y entonces, inhalar el vapor con cuidado para no quemarse.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales