Exfoliantes caseros con limón muy efectivos

 Exfoliantes caseros  con limón muy efectivos.-

El limón es un antioxidante que nos ayuda a retrasar el envejecimiento, a cicatrizar más rápido y a deshacernos de la piel muerta para darle lugar a la más nueva, bella y de tono uniforme. La exfoliación es un proceso muy importante si queremos mantener la piel limpia y saludable. 

Belleza Facial, mascarillas caseras

Exfoliar la piel siempre ayuda , al menos una vez a la semana, porque por este simple medio estamos librando a nuestra piel de las células muertas, quitando el opaco que las mismas nos dejan y dando lugar a una piel mucho más linda y luminosa.

Casi siempre tratamos de exfoliantes para el rostro, pero recordemos que la piel es el órgano más grande que tiene el cuerpo y como tal lo recubre, por lo tanto, debemos también tenerlo presente.

En este caso vaso a tratar con un exfoliante que también lo puedes emplear en todo tu cuerpo, obteniendo resultados maravillosos. Te dejamos  dos tipos que puedes emplear para estos casos.

EXFOLIANTE CON LIMÓN Y AZÚCAR O SAL

Esta es una mezcla un poco convencional y es recomendable que la uses para el cuerpo, dado que la piel del rostro es mucho más sensible, pero si quieres aplicarla en la cara, puedes hacerlo, aunque muy suavemente.

Es un exfoliante que da excelentes resultados. Para ello precisarás de jugo de 1 limón, 5 cucharadas de azúcar o sal y 1 cucharada de aceite de oliva.

En un bols mezclas todos los ingredientes, va a depender de si empleas azúcar o sal, pero los resultados son sorprendentes de igual forma. Luego, cuando esté bien mezclado, y antes de tomar el baño diario, colocas esta mezcla pastosa en todo tu cuerpo, haciendo masajes ascendentes y en círculos. De este modo no sólo estarás removiendo todas las células muertas, sino que también estarás activando el flujo sanguíneo. Haz esta operación por unos minutos, realizando en proporción de cinco círculos en cada lugar de modo de exfoliar bien todo tu cuerpo. Luego procedes a tomar el baño como generalmente lo haces.

No presiones mucho sobre la piel, porque puede llegar a irritar la misma.

EXFOLIANTE CON LIMÓN Y AVENA

Este es un exfoliante mucho más suave, aplicado para el rostro pero de igual forma puedes aplicarlo en el cuerpo. Para ello precisarás el jugo de un limón, 3 cucharadas de avena y ½ cucharada de aceite de oliva.

Colocas todo en el vaso de la licuadora y licúas hasta obtener una pasta homogénea. Aplicas suavemente en el rostro, con movimientos circulares activando de este modo la circulación sanguínea. Masajeas así por unos 3 minutos, transcurridos los cuales, retiras la mezcla con abundante agua tibia.

Verás como la piel ha quedado mucho más suave y luminosa. Debido a las propiedades astringentes del limón y a la suavidad de la piel del rostro, es conveniente que este exfoliante sea aplicado dos veces por semana, de modo de no ocasionar irritaciones en la piel.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales