Regula los niveles de azúcar con alimentos naturales

Regula los niveles de azúcar con alimentos naturales.-

Existen  alimentos que son capaces de regular nuestras funciones biológicas, la naturaleza ha sido generosa con nosotros .

Recuerda que funcionan para bajar los niveles de glucosa en la sangre, pero sólo mientras se están tomando. No sanan la diabetes.

Salud  y bienestar, remedios naturales, diabetes

En este artículo te damos a conocer los alimentos beneficiosos para mantener unos niveles de azúcar equilibrados y, de paso, evitar los ataques repentinos de hambre.

1. Estevia

La estevia es una planta originaria de Paraguay que se está popularizando como edulcorante natural gracias a sus múltiples beneficios para la salud, entre los que destaca la de regular los niveles de glucosa en sangre.

Esta cualidad la ha convertido en uno de los remedios más destacados para tratar a personas que sufren diabetes tipo 2. Algunos estudios demuestran que la toma de tres infusiones diarias permite mantener unos niveles de glucosa equilibrados y que, por lo tanto, las personas diabéticas podrían ir dejando la medicación de manera progresiva y siempre bajo supervisión médica.

Además, la estevia no tiene calorías, por lo que es ideal para combatir la ansiedad por los dulces, a la vez que nos permite prescindir de otros endulzantes menos saludables.

Con el increíble dulzor de esta planta no tendremos la necesidad de comer otros azúcares.

Hoy en día podemos encontrar estevia en hojas o extracto (en su versión pura, de color oscuro, que es la que tiene propiedades medicinales).

También se comercializa una estevia refinada de color transparente sin beneficios para la salud pero que, al menos, nos permite endulzar infusiones, limonadas y bebidas sin los efectos negativos de otros edulcorantes.

2. Canela

Esta delicada especia, que se usa en el tratamiento natural de la diabetes junto con la estevia, reduce los niveles de azúcar en sangre y retrasa el vaciado del estómago, con lo cual reduce los picos de azúcar que a menudo aparecen después de la comida.

Podemos usarla en la cocina de múltiples maneras, pero debemos elegir preferiblemente canela de Ceylán, que es la más beneficiosa para la salud.

Es excelente para aromatizar todo tipo de dulces y postres, como bizcochos, flanes, helados, etc. Algunas recetas la proponen para dar un toque de sabor especial a las carnes.

También podemos tomarla en infusión, después de la comida.

3. Levadura de cerveza

La levadura de cerveza es uno de los suplementos nutricionales más completos que existen. En este caso, es un regulador excelente de los niveles de azúcar en sangre gracias a su contenido en cromo.

También equilibra el sistema nervioso y es un gran aliado en cuestiones de belleza de cabello, piel y uñas.

La podemos consumir en polvo, mezclada con zumo o yogur, o bien en comprimidos, si no nos gusta su sabor ligeramente amargo. Algunas marcas la comercializan desamargada para suavizar su sabor.

Si la tomamos junto con las comidas mejoraremos la asimilación de sus nutrientes.

Recomendamos consultar con un médico o naturópata antes de tomar cualquier suplemento natural, especialmente si queremos realizar un tratamiento para alguna enfermedad crónica.

4. Guisante

Esta deliciosa legumbre es conocida por ser una insulina vegetal, por lo que tampoco puede faltar en tu dieta. No solamente no contiene casi azúcares, sino que también impide que el resto de alimentos que consumimos aumenten nuestro índice glucémico.

Podemos conseguirlos frescos o congelados. Si son frescos y tiernos podemos añadirlos crudos a las ensaladas, tortillas, etc.

También podemos prepararlo en forma de crema verde, combinándolos con otros vegetales.

Algunas marcas nutricionales lo comercializan en polvo para elaborar caldos y batidos.

5. Avena

La avena es un cereal altamente nutritivo pero también muy rico en fibra, vitaminas y minerales, que tiene la propiedad de regular los niveles de azúcar en sangre, además de aportarnos energía, regular el aparato digestivo y calmar los estados nerviosos.

La avena se puede consumir en cualquier momento del día, aunque por la noche recomendamos hacerlo en pequeñas cantidades, ya que es muy nutritiva.

Es un desayuno muy saludable, tanto si la tomamos cruda en forma de muesli, cocinada o bien como bebida vegetal.

También la podemos usar para elaborar galletas y bizcochos en sustitución de la harina de trigo.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales