Aceite de oliva y limón para limpiar hìgado y rejuvenecer

Aceite de oliva y limón para limpiar hígado y rejuvenecer.-

El hígado es un órgano vital importancia y una limpieza de vesícula biliar e hígado puede ayudar a mantenerlo funcionando a un nivel óptimo, mantenerlo saludable y en óptimo funcionamiento nos proporciona energías, mejor estado de ánimo y también se ve reflejado en la piel.

Remedios y  tratamientos, remedios naturales, salud, belleza

Tanto los ácidos grasos del aceite de oliva como los compuestos antioxidantes del limón nos ayudan a regular los niveles de colesterol y triglicéridos y mejoran el funcionamiento cardíaco.

El alto contenido de antioxidantes del aceite de oliva y del limón actúan como uno de los mejores protectores contra el daño oxidativo causado por los radicales libres, causa principal del envejecimiento prematuro de la piel y el cabello.

Por otro lado, ambos concentran nutrientes esenciales que fortalecen las uñas frágiles para estimular su crecimiento.

Además, gracias a sus propiedades antisépticas y astringentes, actúa como un tratamiento eficaz contra los problemas cutáneos y la caspa.

Aceite de oliva con limón

Esta cura del aceite de oliva con limón no necesita ningún otro ingrediente. La simple combinación de ambos hace una mezcla poderosa para tener un organismo más saludable y una apariencia más joven.

Ingredientes:
  • 1 cucharadita de zumo de limón (5 ml)
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen (16 g)
Preparación:
  • Todos los días, en ayunas, diluye el zumo de limón en aceite de oliva extra virgen y tómalo de inmediato.
  • Espera, como mínimo, 30 minutos antes de ingerir el desayuno.
  • Para desintoxicar el hígado tómala todos los días, durante un mes seguido.
  • Puedes preparar la misma fórmula para mejorar la digestión y reducir el colesterol.
  • La puedes hacer varias veces al año, en función de tus necesidades.
Recuerda que solo debes tomar la dosis recomendada, ya que en exceso podría resultar contraproducente.

Finalizado el mes de tratamiento podrás sentir los cambios positivos en tu salud. A partir de entonces, es importante continuar con una dieta saludable para evitar futuras dificultades en el funcionamiento hepático.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales