Elimina la caspa con estos remedios naturales

Elimina la caspa con estos remedios naturales

Estos remedios caseros para caspa son ideales para todas las personas que están sufriendo con este molestoso, incómodo y antiestético problema capilar.

La caspa puede ser originada por distintos factores como por ejemplo  la aparición de algún hongo, una inadecuada alimentación, tensiones emocionales, por usar un champú que contenga mucho detergente o muy fuerte, estrés y otras causas más.

Remedios  y tratamientos, cuidados del cabello

Remedios caseros para la caspa

Existen una serie de remedios caseros para la caspa, que se pueden convertir en una opción para eliminarla. Si los productos que has usado te han lastimado el cuero cabelludo y no te han dado resultado, los productos caseros y naturales pueden ser una buena opción a considerar.

Bicarbonato de sodio

Muy recomendado para solucionar problemas de la caspa, por lo que tiene una alta capacidad para eliminar grasa y celular muertos del cuero cabelludo.

Para aplicarlo simplemente tienes que mojar todo el cabello y cuero cabelludo, colocar un poco de bicarbonato sobre el cabello y frotarlo suavemente por todo el cuero cabelludo, dejar actuar dos o tres minutos y enjugar.

Aloe Vera

Esta planta es ideal para combatir el aumento de producción de sebo en nuestro cuero cabelludo, en el cual las células muertas de la piel se adhieren al cuero cabelludo y generan la caspa. Mezcla savia de aloe vera con agua y aplica la mezcla sobre tu cabello y cuero cabelludo haciendo masajes circulares con tus dedos. Una vez aplicado, deja reposar tu pelo 8 minutos antes de aclararlo o ducharte.

Zumo de limón

Cuando estemos lavando nuestro cabello con el shampoo que utilicemos, después de dejarlo reposar por un lapso de 2 minutos, se agregará zumo de limón en nuestro cabello y se empezara a expandir, lo dejamos otros 2 minutos. Una vez pasado el tiempo, ya podemos lavar y aclarar nuestro cabello.

Vinagre de sidra

Antes de lavar nuestro cabello con jabón, es recomendable echar vinagre de sidra diluido en agua. Es decir, en un vaso agregaremos 300 mililitros de vinagre para después agregar 300 mililitros de agua. Se dejara reposar por un tiempo de 24 horas para luego utilizarlo durante nuestro baño. Ahora que está listo, debemos empezar a agregarlo en todo nuestro cuero cabelludo por un lapso de unos 3 minutos.

Aceite de oliva y del árbol del té

Es un potente fungicida y desinfectante, ideal si pareces caspa causada por un hongo. Mezcla una cucharada de aceite de oliva con 6 gotas de aceite del árbol del té, aplícatelo en el cuero cabelludo. También puedes mezclarlo regularmente con tu champú.

Jabón de azufre

Úsalo diariamente durante 2 o 3 semanas. El azufre ayudará a eliminar el hongo que causa la capas e irritación en el cuero cabelludo. Una vez finalizado el tratamiento, de a ver tenido éxito, úsalo sólo 2 veces por semana para evitar que la caspa vuelva a aparecer.

Consejos para la prevención y tratamiento de la caspa

Lavar el pelo adecuadamente, pues cuando el cabello es largo y abundante algunas zonas del cuero cabelludo pueden pasar desapercibidas en la limpieza y dejar residuos sin eliminar que favorezcan la excesiva proliferación de microorganismos, lo que se soluciona fácilmente con una segunda aplicación de champú dejándolo actuar el tiempo suficiente (unos dos o tres minutos).

Ajustar la frecuencia de lavado a las necesidades requeridas, pues no todas las personas producen los mismos residuos en función de su cuero cabelludo si es seco, graso o normal, factores naturales que pueden verse condicionados por la actividad, pues el sudor influye en gran medida en la propagación de las infecciones micóticas relacionadas con la caspa.

Algunas personas tienen la idea equivocada de que lavar el cabello frecuentemente es malo y reseca el cuero cabelludo, pero la falta de higiene puede causar infecciones que causen descamación, picazón y enrojecimiento del cuero cabelludo como las anteriormente mencionadas.

Si el cabello se resiente en los lavados, deben elegirse productos con Ph neutro específicamente diseñados para el cuero cabelludo sensible y evitar su irritación.

Se debe ser constante en los tratamientos, tanto los prescritos por vía tópica como los que se administran por vía oral respetando los tiempos de aplicación y espaciado para obtener resultados satisfactorios.

Evitar la humedad resulta indispensable cuando existe un infección micótica por hongos, pues los espacios húmedos y el calor favorecen su proliferación y crecimiento haciendo imprescindible el secado total del cuero cabelludo después de cada lavado hasta su completa remisión.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales