Como cuidar tu hìgado con miel y ajo

Como cuidar tu hígado con miel y ajo.-

El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro organismo. Es el principal encargado de la desintoxicación, pues toda sustancia que es absorbida por el intestino pasa primero por el filtro del hígado para luego desembocar en la circulación sanguínea. También se centra en la síntesis de proteínas y el colesterol, en la regulación del metabolismo y en limpiar la sangre de sustancias tóxicas.

Remedios y tratamientos, salud

Este sencillo remedio con miel y ajo se alza como un tratamiento muy poderoso para favorecer tu salud hepática. Es un antibiótico natural con un alto nivel en antioxidantes y vitaminas, que regenerará tu hígado enfermo o intoxicado.

El hígado es uno de los órganos vitales y por ello debemos prestar atención a su cuidado.  Aquí te enseñamos cómo cuidar el hígado.

Remedio natural  de miel y ajo

Ingredientes:
  • Un frasco de cristal
  • Una cabeza de ajos
  • La miel suficiente para cubrir la capacidad del tarro que hayas elegido.
Preparación:

Pelar los ajos uno por uno y, después, partirlos por la mitad con un cuchillo afilado. De este modo, sus compuestos naturales y terapéuticos quedarán impregnados en la miel.

El siguiente paso es sencillo. Dejaremos los ajos abiertos en el fondo del tarro de cristal e iremos vertiendo poco a poco la miel.
Nuestro objetivo es evitar que se queden vacíos o burbujas. Debe quedar todo cubierto. Para ello, ayúdate de una cuchara para que, lentamente, quede todo envasado al vacío. De este modo podrá macerar de forma correcta.

Una vez listo, cierra el frasco de forma hermética y permite que pase una semana. Después, ya podremos consumirla con normalidad.

Basta una cucharada al día de miel con un ajo para cuidar de nuestra salud en general y de nuestro hígado.

¡Es muy efectivo!

La miel es néctar de la naturaleza para nuestra salud. Es rica en glucosa, minerales, antioxidantes y vitaminas, y uno de los alimentos más favorables para el hígado

El ajo contiene un compuesto llamado alicina que actúa como un poderoso antioxidante, antibiótico y fungicida, con increíbles beneficios para la salud del hígado.

Nota:

Debemos tener en cuenta para preparar este remedio es que la miel debe ser orgánica y lo más pura posible. Si no confías en que la miel que tienes en casa lo sea, es mejor no consumirla porque, de lo contrario, puede traer más problemas que beneficios.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales