Mandarinas para eliminar el colesterol malo y la diabetes tipo 2

Mandarinas para eliminar  colesterol malo y la diabetes tipo 2.-

Esta fruta cítrica y típica de otoño es deliciosa y refrescante; contiene una mezcla de nutrientes entre flavonoides, vitamina A y C, ácido fólico y potasio. Sus componentes son saludables.

Salud  y nutrición

Las mandarinas son frutos cítricos dulces y exquisitos, pueden emplearse en muchos platos y por si fuera poco tienen múltiples beneficios para la salud.

Beneficios  de comer mandarinas.

Científicos de la Universidad de Western Ontario en Canadá, aseveran que la nobiletina, que se halla en altas concentraciones en mandarina, previene de la obesidad y ofrece protección contra la diabetes tipo dos y aterosclerosis.

La mandarina es una genial fuente de vitamina C, antioxidante que ayuda a prevenir el daño ocasionado por los radicales libres, de esta forma da protección contra múltiples géneros de cáncer y también infecciones. Estos son ciertos de sus beneficios comprobados.

Colesterol. Las propiedades para reducir el colesterol de la sangre se halla en la cascarilla de mandarina. Ahí se concentra veinte veces más la cantidad de compuestos llamados flavonas polimetoxilatados que en el jugo.

Se piensa que estas substancias asisten a metabolizar mejor las grasas y triglicéridos depositados en el hígado”, asevera una investigación publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Los estudiosos observaron en hámsteres que al nutrirlos con 1 por ciento de los antioxidantes contenidos en la cascarilla de mandarina (flavonas polimetoxilatados) se redujo sus niveles de colesterol de cuarenta a treinta y dos por ciento .

Asimismo contiene pectina, una fibra soluble que ayuda a reducir el colesterol malo en la sangre.

Para conseguir sus beneficios, especialistas sugieren preparar un:
 
Té con la cascarilla. Deja secar la piel, cuida que se sostenga la parte blanca. En una taza de agua caliente añade la piel y deja descansar por unos minutos. Bébelo como agua de tiempo por una semana.

Aterosclerosis. Estudiosos de la Universidad de Western Ontario en Canadá, confirman que la mandarina contiene nobiletina, un flavonoide que se halla en altas dosis en la corteza blanca de las mandarinas y es diez veces más poderoso que la naringenina para pelear la aterosclerosis.

La aterosclerosis es el endurecimiento de las arterias por acumulación de grasa. Provoca deterioro progresivo, minoración del flujo sanguíneo en el organismo, tal como coágulos y hasta infarto.

Con la nobiletina se restaura la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina en el hígado y los tejidos periféricos, previniendo la aterosclerosis”, asevera Murray Huff directivo del conjunto de investigación de la Universidad de Western Ontario.

Cáncer. El consumo frecuente de este fruto cítrico ayuda a prevenir ciertos géneros de cáncer debido a los efectos del óxido nítrico.

Estudiosos de la Kyoto Prefectural University of Medicine de el país nipón apuntan que tomar jugo natural de mandarina todos y cada uno de los días reduce los peligros de desarrollar cáncer de hígado.

El estudio, que duró un año, concluye que ningún paciente con hepatitis C que agregó jugo natural de mandarinas a su dieta diaria contrajo cáncer, en contraste a aquellos que no tomaron esta bebida, desarrollaron cáncer de hígado.

Estreñimiento. Esta fruta es ideal para pelear el estreñimiento debido a que el componente que básicamente se halla en la mandarina es agua, con ochenta y ocho por ciento por ración. Además de esto aporta 2 gramos de fibra dietética, concentrada primordialmente en la parte blanca de la pulpa y la corteza.

Anemia. Conforme con National Institutes of Health, las mandarinas dan la mitad de los requerimientos diarios recomendados de vitamina C (32 mililigramos por cada cien gramos), nutriente esencial para absorber el hierro. Con lo que aconseja su consumo cuando se sufre anemia por falta de hierro.

Recuerda que el consumo frecuente de mandarina asimismo tiene importantes beneficios a lo largo de los meses de invierno, cuando son más usuales los constipados y gripe. 
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales