Combate el reflujo gástrico y la acidez de forma natural

Combate el reflujo gástrico y la acidez de forma natural


El reflujo gástrico es un problema molesto, ya que ocurre cuando los ácidos del estómago suben por el esófago, haciéndonos sentir náuseas y dolor. 

Combate el reflujo gástrico y la acidez de forma natural, el reflujo gastroesofágico no es una dolencia grave, pero puede llegar a ser molesta. Te mostramos algunos remedios naturales recomendados para evitarlo, así como algunos consejos.

El esófago es un tubo que transporta la comida desde la boca hasta el estómago. La enfermedad por reflujo gastroesofágico ocurre cuando un músculo al final del esófago no se cierra adecuadamente. Eso permite que el contenido del estómago regrese, o haga reflujo, hacia el esófago y lo irrite.

Puede aparecer una sensación de ardor en el pecho o la garganta denominada acidez. Algunas veces se puede sentir el sabor del líquido del estómago en la parte posterior de la boca. Eso es indigestión ácida. Si tiene estos síntomas más de dos veces a la semana, es posible que tenga ERGE.



En general, se suele tratar con medicamentos, pero si quieres puedes utilizar estos tratamientos naturales para el reflujo gástrico, que probablemente te ayudarán a largo plazo.

También te puede interesar:
Remedios naturales para tratar el reflujo

Zumo de zanahoria y col


Pela y licúa tres zanahorias grandes para extraer su jugo y viértelo en un recipiente junto con un trozo de col o repollo. Bátelo todo durante unos segundos y tómalo al momento. Una receta muy digestiva y cicatrizante que nos ayuda a prevenir la acidez y combatir las úlceras estomacales.


Agua tibia con limón
Aunque los cítricos no estén muy recomendados, la mezcla de un vaso agua tibia con el zumo de un limón en ayunas sí que resulta muy efectiva para regular la acidez del estómago y prevenir tanto el reflujo como la acidez.

Papaya fresca
Tomar cada mañana un trozo de papaya nos ayudará a digerir mejor la proteínas durante el día, aligerando nuestras digestiones y previniendo naturalmente la aparición de acidez y reflujo.

Batido de aloe vera
Extrae una cucharada de pulpa de aloe vera y viértela en un recipiente junto con un vaso de agua fría y una hoja de menta. Bátelo durante unos segundos hasta integrar bien los ingredientes y tómalo al momento.

Una bebida muy refrescante y saludable que además de mejorar nuestra digestión nos ayuda a limpiar el hígado y bajar de peso. ¡No dejes de probarla!

Previene el reflujo gástrico
  • Evita el alcohol y el tabaco. La nicotina, además de ser muy perjudicial para los pulmones, debilita el músculo encargado de cerrar la boca del estómago, favoreciendo el reflujo.
  • Evita los chicles. Aumentan la cantidad de aire que tragamos, favoreciendo la aparición de gases y reflujo gástrico.
  • Come al menos dos o tres horas antes de ir a la cama y siempre ligero. Las comidas más pesadas déjalas para el día.
  • No hagas tres grandes comidas al día; es mejor repartir la comida en cinco veces tomando porciones más pequeñas cada vez.
  • Evita la ropa ajustada y los grandes esfuerzos justo después de las comidas.
  • Evita las bebidas gaseosas, los lácteos enteros, las frituras, los alimentos ácidos, picantes y la comida basura.
  • El sobrepeso favorece la aparición de reflujo. Mantente en tu peso ideal llevando una dieta equilibrada acompañada de ejercicio físico diario.
  • Trata de domir sobre el lado izquierdo de tu cuerpo, que es donde se encuentra el estómago. De esta manera reducimos las posibilidades de que los ácidos estomacales suban al esófago.

Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales