Como atenuar las várices con sábila

Como atenuar  las várices con sábila


Las varices aparecen cuando no existe un buen flujo sanguíneo en las piernas, padeces obesidad, estás sentado o de pie por periodos prolongados.

Como atenuar   las várices con sábila, este tip te ayudará a atenuarlas, ya que el gel de la sábila tiene una acción antiinflamatoria que puede disminuir la inflamación de los vasos sanguíneos.

Una forma de evitar su desarrollo, así como calmar los malestares es recurrir a remedios caseros que sean efectivos. 

Muchas personas sufren por las dolorosas y antiestéticas várices, las cuales son dilataciones venosas que se caracterizan por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón (insuficiencia venosa). Las más habituales son las de los miembros inferiores. Si sufres de ellas, atenúalas con este tip casero a base de sábila.

Este tip te ayudará a atenuarlas, ya que el gel de la sábila tiene una acción antiinflamatoria que puede disminuir la inflamación de los vasos sanguíneos.

También te puede interesar:


De otro lado, ten en cuenta que es recomendable que si tus várices están en una fase muy avanzada, debes ir a un médico para que te ayude en el tratamiento de estas y logres combatirlas.


Como aplicarlo:


El consumo diario de un vaso de jugo de sábila es una opción para disfrutar sus propiedades; sin embargo, cabe aclarar que este jugo tiene un ligero efecto laxante, por lo que no se debe exceder su consumo.

También se puede aplicar su gel de forma directa sobre las zonas afectadas y hacer suaves masajes para optimizar su resultado.

Como  prevenir la aparición de várices

Medidas que puedes adoptar para disminuir la molestia ocasionada por las várices. Estas mismas soluciones pueden ayudar a prevenir o retardar su desarrollo.

Haz ejercicio: caminar es un excelente ejercicio para estimular el flujo sanguíneo en tus piernas.

Cuida tu peso: el sobrepeso genera una presión excesiva sobre las venas de las piernas.

Cuida tu dieta: come con poca sal para evitar la hinchazón ocasionada por la retención de líquidos.

Cuida tu vestimenta: evita los tacones. Los zapatos planos te obligan a trabajar más los músculos de las pantorrillas. Esto es mejor para tus venas. Evita también usar prendas que te queden demasiado ajustadas a tu cintura, tus piernas o tu ingle.

Eleva tus piernas: para mejorar la circulación, tómate unos cuantos recesos diarios para elevar tus piernas por encima de tu corazón.

Evita estar sentado o parado por largos períodos: cambia de posición frecuentemente para estimular el flujo sanguíneo. Prueba con moverte aproximadamente cada 30 minutos.

No te sientes con las piernas cruzadas: algunos médicos creen que esta postura puede aumentar los problemas circulatorios.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales