Fortalece los huesos y articulaciones inflamadas con estas bebidas

Fortalece los huesos y articulaciones inflamadas con esta bebida


Las articulaciones son puntos de unión entre los extremos de los huesos formando las estructuras que permiten la flexibilidad y movilidad del cuerpo. En la articulación, cada extremo de los huesos está recubierto por cartílago articular, un tejido duro, pero que posee cierta elasticidad y flexibilidad.
Fortalece los huesos y articulaciones inflamadas con estas bebidas, la cúrcuma  con el jengibre son una mezcla explosiva para erradicar las articulaciones inflamadas y prevenirlas.



Los cartílagos proporcionan el movimiento entre los huesos y actúan como una amortiguación evitando el contacto entre los huesos.
 

Las articulaciones son partes sensibles (codos, las rodillas, los nudillos de las manos, los hombros, tobillos) y pueden ser inflamadas por diferentes razones, que puede degenerar a enfermedades crónicas.

Cuando este tipo de afecciones pasan es generalmente por mala alimentación. Cuando consumimos comida que no debemos, nuestro sistema del cuerpo se ve afectado totalmente.

La cúrcuma  con el jengibre son una mezcla explosiva para erradicar las articulaciones inflamadas y prevenirlas.

La cúrcuma contiene la “curcumina”, muy utilizada para tratar muchas dolencias asociadas a las inflamaciones, se utiliza también en caso de golpes traumáticos, dolor de muelas, hematomas y, por supuesto, dolor articular.

Es antiinflamatoria tiene la capacidad para reducir la liberación de los mediadores inflamatorios, y de estimular a su vez la producción de cortisona en las glándulas adrenales.

La cúrcuma y su principio activo, la curcumina, tiene una eficacia muy similar la propia cortisona y a la propia fenilbutazona, muy usadas en medicina para tratar inflamaciones agudas de las articulaciones.

También te puede interesar:

El jengibre, es un remedio natural muy eficaz para desinflamar y tratar el dolor, con casi los mismos principios activos que el ácido mefenámico y el ibuprofeno, pero sin efectos secundarios, contiene en su composición gingeroles y shogaoles, un tipo de oleorresinas muy eficaces para tratar las inflamaciones que reducen, a su vez, la presencia de esos químicos que generan el dolor en los procesos de artritis o reuma.

El jengibre favorece la desintoxicación del organismo y, en especial, de esas toxinas que suelen aparecer durante las infecciones y las inflamaciones por el dolor articular.







Receta 1 : de jengibre y cúrcuma

Ingredientes:
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • media cucharada de raíz de cúrcuma
  • media cucharada de jengibre
  • 5 zanahorias
Preparación:

  • Rallar la cúrcuma y el jengibre y las zanahorias, lo ponemos todo a batir en una licuadora con un vaso de agua. Cuando ya no tenga grumos, estará listo, si queda algo lo cuelas.
  • Beber antes de desayunar,  a primera hora del día.
Receta 2:  de jengibre y cúrcuma

Ingredientes:
  • 5 g de cúrcuma
  • 5 g de raíz fresca de jengibre
  • 1 ramita de canela (5 g)
  • 1 litro de agua
  • 1 cucharada de miel (25 g)
Preparación:
  • Hervir 1 litro de agua, cuando este en  ebullición, añadir el jengibre, la canela y la cúrcuma, cocer de   30 o 35 minutos para que  sus principios activos se quedarán en el agua.
  • Apaga el fuego y deja que esta infusión repose unos 15 minutos.
  • Cuela todo el contenido y quédate con el agua medicinal.
  • Endulza con la  miel y lleva todo el contenido a una botella de cristal oscura., resérvala en un lugar que no le dé el sol, no necesita refrigeración.
  • Tomaremos la primera taza en ayunas y a temperatura ambiente, y las siguientes 20 minutos después de tus comidas.
  • No ocasiona ningún efecto secundario y es un gran remedio antiinflamatorio gracias a estos maravillosos componentes.
La cúrcuma también se puede emplear de forma tópica. Aplicada mediante cataplasmas ayuda a reducir la inflamación y calma el dolor
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales