Alivia las piernas cansadas con sal

Alivia las piernas cansadas con sal 

Las piernas cansadas se deben a la contención biológica en el interior de la venas. Éstas pierden su elasticidad, su resistencia, su tonicidad… si a ello le unimos factores externos como el cansancio o el calor, los vasos sanguíneos se resienten aún más. Todo ello hace que la circulación de nuestras piernas se vuelva lenta, se acumulen líquidos y aparezcan esas hinchazones.



Después de un duro día de trabajo, encerrados en ocasiones, dentro de incómodos zapatos nuestros pies merecen un buena recompensa. Y esta recompensa puede llegar en forma de un estupendo y relajante baño de agua caliente  con sal, un truco casero que aliviará el agotamiento en tus piernas rápidamente.


Los beneficios de la sal marina están dados por sus propiedades naturales que ayudan al cuerpo a mantenerse en óptimas condiciones, ya que la sal marina aporta el magnesio que necesitamos, suministra minerales, regula los niveles de azúcar en sangre, evita la retención de líquidos entre muchos otros beneficios.



  • Llena una tina con agua hasta cubrir tus pantorrillas. 
  • Añade un puñado de sal marina, la misma que usas para tus comidas y listo. 
  • Si deseas puedes agregar algunas hierbas naturales desinflamantes que puedes conseguir en el mercado.
  • Reposa 20 minutos, enjuaga con abundante agua fría y eleva las piernas durante 10 minutos más.
  • Realiza este tratamiento diariamente y notarás los maravillosos resultados. ¡Tus pies te lo agradecerán!
Recuerda que trabajar de pie por mucho tiempo puede provocar la aparición de varices o arañitas debido a la mala circulación.

Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales