Alivia dolores musculares con sandía

Alivia dolores musculares con sandía


Dulce, apetitosa, versátil y colorida, la sandía es una fruta típicamente veraniega, con gran cantidad de agua, muy pocas calorías y de conservación sencilla. La sandía es perfecta como alimento y fuente de hidratación todo en uno.



Esta riquísima y dulce fruta es también una de las más hidratantes. Es muy barata en su época y está deliciosa. Su alto contenido en agua la convierte en un alimento ideal ahora que hace mucho calor y que podemos ofrecer con diferentes preparaciones.

Es beneficiosa para el corazón, tiene efecto antioxidante, propiedades depurativas, efecto laxante.

La sandía es un analgésico eficaz para los dolores musculares después del entrenamiento.


Si comes o tomas zumo de sandía antes de una sesión de entrenamiento, no sentirás dolores musculares después de llevar a cabo un ejercicio vigoroso.

Hacer el zumo de sandía es muy sencillo: en un exprimidor añade 1/3 de sandía fresca y bébetelo antes de tu próxima sesión de ejercicios. Esta cantidad contiene alrededor de un gramo de L-citrulina, un aminoácido que parece proteger contra los dolores musculares.

¿Cómo ayuda la sandía a calmar los dolores musculares?

La sandía no sólo contiene azúcares naturales y agua, es una de las frutas más nutritivas. Contiene vitamina A y C, muy importantes para el cuerpo. Y también contiene aminoácidos y L-citrulina, que favorece a que los músculos obtengan oxígeno más rápido. Esto ayuda a que los músculos se recuperen antes.

Propiedades antioxidantes

La sandía contiene propiedades antioxidantes que ayudan a aumentar a proteína muscular y mejorar el rendimiento deportivo. Después de un ejercicio intenso, al rato sientes un dolor intenso debido a pequeñas roturas de las fibras musculares. A parte de la L-citrulina, la sandía también tiene propiedades anti-inflamatorias que ayudan a aliviar los dolores musculares.

La próxima vez que vayas a hacer ejercicio intenso, bebe zumo de sandía o cómete un trozo directamente. Así te ahorrarás los dolores musculares del día siguiente.

Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales