Exfoliantes de azúcar para limpiar la piel a profundidad

Exfoliantes de azúcar para limpiar la piel  a profundidad


Quien no quiere mantener la piel limpia, brillante y hermosa, la exfoliación regular abre los poros obstruidos, elimina las arrugas y te deja la piel clara.



Los exfoliantes caseros que utilizan el azúcar como un agente exfoliante son excelentes, eliminan las células muertas de la piel y mantienen la piel hidratada debido a la presencia de ácido alfa hidroxi.

Hoy traemos exfoliantes hechos en casa a base de azúcar.

Exfoliante de azúcar con agua

Ingredientes.
  • 1 cucharada de azúcar
  • 3 cucharadas de agua caliente
Asegúrate que el azúcar esté completamente disuelta en el agua (si quedan granos te pueden lastimar la piel). Masajea suavemente y enjuaga con agua calientita, funciona para todo tipo de piel.



Exfoliante de Azúcar Morena con Miel


El azúcar morena es el mejor exfoliante natural. Mezcla 1/2 taza de miel de abeja con 1/2 taza de azúcar morena y 1 cucharada de aceite de oliva o de coco. Aplica sobre la piel y frota con un movimiento circular. Lava con agua tibia.

Exfoliante de Azúcar y Canela

Mezcla 1 taza de azúcar con 1 cucharada de canela en un recipiente hasta que se integren bien. Poco a poco agrega el aceite de coco y aceites esenciales, revolviendo hasta que la mezcla esté aceitosa. Te dejará un olor a canela cuando se aplica antes de la ducha.

Exfoliante de Azúcar y Papa


Toma 2 tazas de azúcar, 2 cucharadas de jugo de papa, y 2 cucharadas de crema de leche. Mezcla bien para obtener un exfoliante suave. Aplica sobre la piel y frota con un movimiento circular para eliminar células muertas.

Exfoliante de Azúcar y Rosa

Toma un puñado de pétalos de rosa y añade 1 taza de azúcar y 1 cucharada de aceite de jojoba. Mezcla, aplica en la cara y enjuaga muy bien. Esto deja la piel hidratada y tonificada.

Exfoliante de limón, azúcar y miel

Mezcla 1 taza de azúcar con 1 cucharada de jugo de limón y 1 cucharadita de miel. El limón tiene propiedades depurativas y la miel tiene propiedades hidratantes que dejan la piel clara, radiante y suave.


Exfoliante de azúcar y avena

Mezcla una taza de azúcar con 2 tazas de harina de avena fina. Añade un poco de aceite de almendras para unirlo. Este exfoliante es muy suave en la piel y hace que se vea aterciopelada. La piel también se hidrata.

Exfoliante de azúcar y lavanda

Mezcla 2 tazas de azúcar con 1 taza de aceite de almendras. Añade unas gotas de aceite esencial de lavanda. Este refrescante exfoliante de lavanda deja la piel suave y flexible.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales