Luce una piel hermosa con aceite de zanahoria

Luce una piel hermosa con aceite de zanahoria 


La zanahoria, aparte de ser un alimento ideal para muchas dietas, debido a su bajo aporte calórico y su alto contenido nutricional, estamos ante un alimento cuyas propiedades para la piel lo hace un alimento aún más interesante.

Luce una piel hermosa con aceite de zanahoria, las principales propiedades "cosméticas" de este alimento se basan en una alta concentración de betacaroteno y antioxidantes. Estos últimos nos ayudarán a combatir los signos del envejecimiento y a proteger nuestra piel ante las agresiones externas como los rayos UV, en definitiva, nos ayudará a tener un aspecto joven por más tiempo.

Las principales propiedades "cosméticas" de este alimento se basan en una alta concentración de betacaroteno y antioxidantes. Estos últimos nos ayudarán a combatir los signos del envejecimiento y a proteger nuestra piel ante las agresiones externas como los rayos UV, en definitiva, nos ayudará a tener un aspecto joven por más tiempo.


Hoy te traemos un aceite de zanahoria sin contraindicaciones, de forma sencilla y barata que puedes preparar sin mayor problema en tu cocina para usarlo en cara y cuerpo.


El aceite de zanahoria se puede hacer fácilmente de forma casera por maceración y así aprovechas sus propiedades beneficiosas para la piel y el cabello.

Aunque también lo puedes ingerir, puedes utilizar este sencillo ungüento de belleza en toda la piel, en el cabello estropeado y en el contorno de ojos. Así conseguirás aprovechar todas las vitaminas antioxidantes de esta verdura y las del aceite de oliva (que entra en la composición de la receta).



¿Cómo preparar  aceite de zanahoria casero?




Corta y ralla de dos a cuatro zanahorias. Rállalas con un rallador de mano o una procesadora de alimentos.

Cubre las zanahorias con aceite de oliva natural en una cacerola u olla de barro.

Cocina las zanahorias en el aceite de oliva hasta que estén tiernas y que el aceite de oliva se haya vuelto naranja. 
Recuerda mantener el fuego muy bajo.

Vierte la mezcla en un recipiente de almacenamiento, a través de un colador. Ya tienes tu aceite de zanahorias, para utilizarlo como máscara facial o en mezclas de jabón o loción.

Luego de cada uso, conserva el aceite de zanahorias en el refrigerador.



Si prefieres una grasa con menos olor, opta por el aceite de girasol, aguacate o nuez. 

Un truco que añade valor es utilizar otros aceites esenciales. Si tienes la piel muy desvitalizada o estás estresada en extremo, puedes mezclarlo con unas gotas del de lavanda (que ayuda a descansar) o del de rosa mosqueta (que aporta juventud a la epidermis).

Propiedades del aceite de zanahoria

Una vez que has preparado tu propio ungüento de belleza, puedes utilizarlo así sin más o formando parte de mascarillas, jabones o cremas. Puedes aprovechar las propiedades del aceite de zanahoria para cuidar cara, cuello, cuerpo, cabello y contorno de ojos. 
  • Su alto contenido en vitamina A y precursores de este micro nutriente hacen del aceite de zanahoria un magnífico aliado para mantener la piel flexible y nutrida. Aplícalo si tienes arrugas marcadas, profundas o estás demacrada. Es mejor por la noche y retirar el exceso a la mañana siguiente.
  • Puedes utilizarlo si vas a tomar el sol, siempre y cuando no tengas una piel excesivamente clara, las radiaciones no sean fuertes y no te lleves mucho tiempo. Es un acelerador del bronceado natural, pero mucho cuidado con pasarse y hacer barbaridades.
  • Entre las propiedades del aceite de zanahoria esta la de ayudarnos a reparar la epidermis y el cabello por las agresiones meteorológicas: sal, viento, frío y calor. En este caso es mejor utilizarlo como una mascarilla mezclando a partes iguales el aceite de zanahoria con pulpa de aguacate triturada y una cucharada de harina de avena. Deja actuar al menos media hora antes de retirar.
  • Otra de las propiedades del aceite de zanahoria es la de ayudar a limpiar de impurezas y exceso de sebo las pieles muy grasas o con acné. Para esta patología puedes mezclar el aceite con salvado de trigo hasta hacer una pasta granulosa. Deja actuar durante media hora y, a continuación, realiza un masaje suave. Rematar la operación con un enjuague con jabón natural.
  • Al tener vitaminas E y C, aplicado sobre el cuerpo aporta elasticidad y, además, ayuda a combatir no solo la sequedad, también los eczemas de diversa etiología, siempre y cuando no cursen con sangre.
  • Puedes también aprovecharlo como enjuague bucal, colocando unas gotas sobre encías doloridas o con infección.
  • Si lo vas a usar en el pelo, después de dejarlo actuar durante unos cinco minutos, lávate el cabello con tu champú habitual. Así retirarás el exceso de grasa.
Contra indicaciones:
  • Por vía tópica o, incluso, oral no se han descrito ninguna reacción a no ser que tengas alguna alergia (extremadamente extraña) a algunos de sus componentes.
Estos aceites de belleza, si eres constante, funcionan con tanta o más eficacia que muchas cremas presentes en el mercado realizadas con productos químicos.
Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales